La derrota poblana terminó en trifulca

La impotencia por haber sido derrotados en casa se reflejó en la cabecera norte del Estadio Cuauhtémoc apenas silbaron el final del encuentro.
La impotencia por haber sido derrotados en casa se reflejó en la cabecera norte del Estadio Cuauhtémoc apenas silbaron el final del encuentro.
 La impotencia por haber sido derrotados en casa se reflejó en la cabecera norte del Estadio Cuauhtémoc apenas silbaron el final del encuentro.  (Foto: Notimex)
Estadio Cuauhtémoc -
  • Dos aficionados poblanos intercambiaron puñetazos

La impotencia por haber sido derrotados en casa se reflejó en la cabecera norte del Estadio Cuauhtémoc apenas silbaron el final del encuentro. Dos aficionados poblanos intercambiaron puñetazos tras la victoria de los Pumas 2-1 en el juego de ida de la Semifinal del Clausura 2009 y la pelea fue observada por prácticamente todos los medios de comunicación, gracias a que el encuentro ya había concluido y a que las descenas de granaderos que se acercaron hicieron evidente lo que ocurría. Durante la pelea hubo que observar también a dos infantes que sufrían los golpes que recibía uno de los involucrados que aparentemente era su padre. Los uniformados mientras hacían por separar a los adisgustos tuvieron que soportar un baño de cerveza que les lanzaron desde la parte superior de la misma grada. Por lo que se pudo observar al finalizar la golpiza, no hubo detenidos, ya que al menos a uno de los involucrados lo dejaron ir con la única sanción que significaron los golpes que le dio su rival y la molestia por la derrota del Puebla que tendrá que remontar el próximo sábado si es que quiere llegar a la Final del torneo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×