Luce muy lastimada la alfombra del Azul

Hace dos semanas la cancha del Estadio Azul comenzó a ser tratada para que las intensas lluvias que han azotado a la Ciudad de México no afectaran las condiciones para jugar al futbol aprovechando...
 Hace dos semanas la cancha del Estadio Azul comenzó a ser tratada para que las intensas lluvias que han azotado a la Ciudad de México no afectaran las condiciones para jugar al futbol aprovechando que el equipo jugó dos semanas fuera de casa.  (Foto: Agustín Cuevas)
Estadio Azul -
  • Las lluvias han afectado el estado de la cancha del inmueble

Hace dos semanas la cancha del Estadio Azul comenzó a ser tratada para que las intensas lluvias que han azotado a la Ciudad de México no afectaran las condiciones para jugar al futbol aprovechando que el equipo jugó dos semanas fuera de casa, sin embargo, el trabajo no surtió los efectos esperados.

Tal parece que el tiempo no alcanzó, pues el pasto no pudo recuperearse para el duelo de esta tarde entre Cruz Azul y Atlante en l a fecha 14 del Torneo Apertura 2009.

En la zona de bancas se abrieron los canales de desagüe para que el agua saliera por ahí, sin embargo, el tiempo no le alcanzó a los expertos que tuvieron que cerrar dicho sistema para entregar una cancha visiblemente quemada y con pedazos en donde se nota la usencia de pasto, sobre todo en la zona que le tocó defender a Cruz Azul en el primer tiempo, justo frente a la cabecera de la porra local.

Por momentos el césped se suelta cuando los jugadores ejecutan alguna barrida o un tiro libre, habrá que esperar que no caiga la lluvia pues complicaría todavía más el tránsito del balón. De hecho, el "Místico" Pereyra al minuto 27 sufrió la condición de la cancha pues se atoró el pie izquierdo al intentar llegar por un balón. El argentino tuvo que ser retirado de la cancha de juego pues al parecer se lastimó la rodilla.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×