Reservado para Salvador

Cuando el árbitro Miguel Ángel Flores dio el silbatazo inicial en el duelo entre América e Indios, sólo había 10 Águilas en la cancha.
Cuando el árbitro Miguel Ángel Flores dio el silbatazo inicial en el duelo entre América e Indios, sólo había 10 Águilas en la cancha.
 Cuando el árbitro Miguel Ángel Flores dio el silbatazo inicial en el duelo entre América e Indios, sólo había 10 Águilas en la cancha.  (Foto: Notimex)
Estadio Azteca -
  • América empezó con 10 jugadores el partido

Cuando Miguel Ángel Flores, árbitro del partido, dio el silbatazo inicial en el duelo entre América e Indios, sólo había 10 Águilas en la cancha. Salvador estaba con ellos pero sólo en espíritu, pues el delantero de los de Coapa libra su propia batalla con la vida, en el hospital Ángeles Pedregal. América decidió guardarle su lugar a su goleador y amigo, por ello inicio con 10 el cotejo, entonces tocaron para hacer que el esférico saliera por la banda y Enrique Esqueda pudiera entrar al terreno de juego y así completar la oncena. Sin embargo, en la banca del equipo, la playera de Salvador Cabañas luce en un asiento, esta vez el delantero no podrá brindar su talento y llevar a su escuadra a la victoria, esta vez, tendrán que ser sus compañeros los que le den la alegría del triunfo a quien también es su amigo. La imagen de Salvador se contempló en todo el Coloso de Santa Úrsula, su cuerpo no estaba presente, pero la vibra que el paraguayo tiene se postró en la casa de las Águilas. Su rostro se vio en innumerables playeras y mantas, su nombre retumbó en las tribunas, la ‘S’ de su nombre se dibujó en el centro del campo en donde ha tocado la gloria. Los colores de su bandera paraguaya, lucieron también en las gradas del estadio y aquellos goles que han dejado huella se pudieron observar en las pantallas gigantes con las que cuenta el estadio. Aquel Salvador que levanta los brazos señalando al cielo, apareció en el Azteca.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×