Antes los Atlas-Toluca eran llenos asegurados

A finales del siglo pasado por allá de 1998 y 1999 los duelos entre el Atlas y el Toluca eran juegos intensos, con goles en ambos arcos, pero lo mejor era que el estadio Jalisco registraba...
A finales del siglo pasado por allá de 1998 y 1999 los duelos entre el Atlas y el Toluca eran juegos intensos, con goles en ambos arcos, pero lo mejor era que el estadio Jalisco registraba entradas superiores a los 50 mil asistentes.
 A finales del siglo pasado por allá de 1998 y 1999 los duelos entre el Atlas y el Toluca eran juegos intensos, con goles en ambos arcos, pero lo mejor era que el estadio Jalisco registraba entradas superiores a los 50 mil asistentes.  (Foto: Notimex)
Estadio Jalisco -
  • La última victoria rojinegra sobre los Diablos se remonta al Apertura 2003

A finales del siglo pasado por allá de 1998 y 1999 los duelos entre el Atlas y el Toluca eran juegos intensos, con goles en ambos arcos, pero lo mejor era que el estadio Jalisco registraba entradas superiores a los 50 mil asistentes. Encontrar un boleto para esos choques era una verdadera hazaña, era peor que los Cláscos contra Chivas; fueron partidos de alaridos, ya que se jugaban como si fueran finales auténticas. Fue el Torneo de Verano de 1999, un sábado de abril. El Atlas de La Volpe vivía su mejor momento y los toluqueños venían jugando por nota, los dos llegaban como imbatibles a esa cita. Si en el Atlas estaba un Miguel Zepeda y el "Misionero" Castillo, el Toluca era un trabuco, con un demoledor José Cardozo, Fabián Estay y Salvador Carmona; esa noche pintaba toda para los Diablos Rojos; el partido al minuto 20 ya estaba en dos por cero para los Diablos y parecía que podía terminar en goleada. Pero los de La Volpe remontaron y al final, con un golazo de César Andrade, los rojinegros lograron un empate a tres que justificaba el lleno en el Coloso de la Calzada Independencia. Ese duelo marcó una rivalidad que duró por años, al grado que tiempo después el Atlas y el Toluca se volvieron a encontrar, pero fue en una Final, con el Jalisco lleno hasta las lámparas. El resultado culminó con empate a tres goles. De esos días hoy queda muy poco, casi nada; esta noche el Jalisco luce una entrada discreta. Dentro del estadio la parte más poblada fue la cabecera norte, justo donde se colocó la Barra 51 que poco a poco fue pintando de rojinegro esa zona del recinto. En las gradas se podía observar algunos aficionados choriceros con su playera roja pero el número de éstos era una minoría. A ROMPER LA RACHA Los rojinegros tratarán esta noche de romper la racha negativa ante Toluca jugando en el Jalisco, ya que la última victoria se remonta al Apertura 2003 cuando se impusieron 2-0 con goles de Juan Pablo García y de Carlos María Morales.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×