Aficionados vivieron momentos de pánico

Lo que debería ser una nota deportiva terminó siendo una de corte policíaco ya que en la recta final del primer tiempo entre Santos y Morelia tuvo que ser suspendido de tajo debido a una balacera...
Lo que debería ser una nota deportiva  terminó siendo una de corte policíaco ya que en la recta final del primer tiempo entre Santos y Morelia tuvo que ser suspendido de tajo debido a una balacera que ocurrió en los alrededores del Corona.
 Lo que debería ser una nota deportiva terminó siendo una de corte policíaco ya que en la recta final del primer tiempo entre Santos y Morelia tuvo que ser suspendido de tajo debido a una balacera que ocurrió en los alrededores del Corona.  (Foto: Notimex)
Torreón, Coahuila -
  • Nos quedan pocas opciones de diversión
  • Niños, ancianos y familias estaban presentes

Lo que debería ser una nota deportiva  terminó siendo una de corte policíaco ya que en la recta final del primer tiempo entre Santos y Morelia tuvo que ser suspendido de tajo debido a una balacera que ocurrió en los alrededores del Corona. La confusión y el caos imperaron entre los aficionados que no pudieron hacer nada más que ver como un noble espectáculo fue frustrado por el crimen organizado, algo que desgraciademente ya es común en La Laguna. “Hubo mucho pánico, todos nos pusimos pecho en tierra”. Apenas venía entrando cuando se escucharon los balazos, gracias a Dios todos estamos bien”. “Es parte de la inseguridad en todo el país, no sólo en La Laguna, es toda la república y es muy triste que estas cosas en pleno juego, hay mucha gente inocente que pudo salir perjudicada”, comentó un aficionado que se identificó como Sergio. "Fue Terrible, ver a niños, ancianos y familias completas como no podían ni correr por los pasillos, empujándose entre las bancas, se metían debajo de los barandales, se escondían" Los hechos también fueron narrados por Alberto, quien intentó ayudar a sus conocidos.  “Fue Terrible, ver a niños, ancianos y familias completas como no podían ni correr por los pasillos, empujándose entre las bancas, se metían debajo de los barandales, se escondían en la hieleras da mucha impotencia porque no sabes que hacer, no sabes la manera de ayudarlos. El pánico de todos se reflejó en sus caras”. Alberto lamentó que una de las pocas alegrías de los laguneros se haya visto empañada por un mal que ya se ha llevado varias otras opciones de diversión. “Es lo único que tenemos, después del estadio ya no hay más aquí, te tienes que quedar en casa o con algún familiar porque ya no hay más diversión en Torreón, ya no tienes a donde ir, se están acabando las cosas aquí por la delincuencia y eso no es justo”. No hay  más información al respecto y se esperan declaraciones de la Directiva lagunera para dar a conocer que procederá ante estos lamentables hechos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×