Sin Messi ni Neymar, Suárez calificó al Barça

La gran noche de Luis Suarez bastó para que el Barcelona venciera con comodidad 3-0 al Guangzhou de China en las Semifinales del Mundial de Clubes.
La gran noche de Luis Suarez bastó para que el Barcelona venciera con comodidad 3-0 al Guangzhou de China en las Semifinales del Mundial de Clubes.
 La gran noche de Luis Suarez bastó para que el Barcelona venciera con comodidad 3-0 al Guangzhou de China en las Semifinales del Mundial de Clubes.
Yokohama Stadion -
  • Luis Suárez fue el autor del “hat trick” que calificó al cuadro culé en el Mundial
  • River Plate será el rival del Barcelona en la Final soñada del torneo decembrino

No fue necesario echar mano del tridente. Fue suficiente uno de ellos. La gran noche de Luis Suarez bastó para que el Barcelona venciera con comodidad 3-0 al Guangzhou de China en las Semifinales del Mundial de Clubes y de esa forma concretar la Final soñada del torneo.

Los 3 grados de sensación térmica que se sintieron en el estadio japonés contrastaron con lo encendido que estuvo el “Pistolero” para destaparse con tres tantos y de esa forma ganar con decoro ante los miles de aficionados nipones que llenaron el estadio con la intencion de ver a Messi y Neymar, pero que olvidaron gracia al charrúa.

Barcelona tardó en entrar en calor, siempre tuvo la pelota pero la primera de peligro la generó al 22 cuando Iniesta metió la primera pelota con dotes de peligro y Munir terminó reventando en la humanidad del portero chino que salvó la primera y después defraudaría.

El partido transcurría y solo se trataba de esperar el gol, ni dudar del lado que lo haría pues los chinos apenas intentaron salir de su mediocampo con par de contragolpes fallidos.

Fue al minuto 38, tras la terrible fractura de Zu Zheng, cuando Rakitic se ánimo a sacar el primer disparo fuera del área y encontró la llave. El portero chino no supo rechazar y dejó la pelota servida para el 1-0 culé.

Ya con el partido bajo el guión que el papel establecía, Suárez encontró el 2-0 al amanecer del complemento tras un gran pase de Andrés Iniesta que terminó por decorar bajando el esférico con el pecho y definiendo de tres dedos ante la inútil salida del arquero del Guangzhou.

Por si hiciera falta, Munir recibió una dudosa falta en el área que en realidad solo sirvió para que la noche de Luis Suárez fuera memorable y pusiera el 3-0 que le puso algo de calor a la gélida noche nipona.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
ç
×