¡Todos somos Gómez!

La unión y solidaridad es total en la Selección Mexicana Sub-17. El grito de “¡Hoy todos somos Gómez!”, retumbó por los rincones de Ciudad Universitaria, sede en la que el equipo de Raúl Gutiérrez...
La unión y solidaridad es total en la Selección Mexicana Sub-17. El grito de “¡Hoy todos somos Gómez!”, retumbó por los rincones de Ciudad Universitaria, sede en la que el equipo de Raúl Gutiérrez llevó a cabo su última práctica de cara a la Final.
 La unión y solidaridad es total en la Selección Mexicana Sub-17. El grito de “¡Hoy todos somos Gómez!”, retumbó por los rincones de Ciudad Universitaria, sede en la que el equipo de Raúl Gutiérrez llevó a cabo su última práctica de cara a la Final.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Ciudad de México -
  • Antes de culminar la práctica los muchachos se reunieron para la foto del recuerdo
  • ¡Hoy todos somos Gómez!, exclamaron los muchachos en la foto

La unión y solidaridad es total en la Selección Mexicana Sub-17. El grito de “¡Hoy todos somos Gómez!”, retumbó por los rincones de Ciudad Universitaria, sede en la que el equipo de Raúl Gutiérrez llevó a cabo su última práctica de cara a la Final de la Copa del Mundo ante Uruguay. La aventura que comenzó el pasado 18 de junio está a unas horas de llegar a su fin, pero vive su momento más importante, el más afectivo y en el que los propios jugadores califican como un sueño que poco a poco se va haciendo realidad. Lo acontecido en el Territorio Santos Modelo es apenas una prueba de lo que estos muchachos pueden dar, pues la hermandad y el trabajo en equipo que han llevado a cabo se ve premiado con lo que viven a cada momento. Fue una idea espontánea pero que simplemente demuestra el estado de ánimo que tienen los seleccionados Sub-17. Un reconocimiento y un homenaje de todos a Julio Gómez, aquel muchacho que quedará grabado en la memoria colectiva de los millones de mexicanos que tuvieron la oportunidad de vibrar con los épicos 10 minutos en la Comarca Lagunera. Fierro, Espericueta, Briseño, Sánchez, Solorio, Tostado, Casillas y los restantes 14 jugadores que conforman este plantel tomaron las vendas y la cinta para por unos segundos ponerse en los pies de su compañero Gómez, darle ánimos para que se recupere pronto y de paso demostrar que a este equipo nada lo vence. Las risas y las carcajadas no se detuvieron cuando uno a uno se fueron mirando después de colocarse el vendaje sobre la cabeza. Las burlas entre ellos no se hicieron esperar, sobre todo de un atrevido Jorge Espericueta, a quien no le bastó la cinta en la frente y decidió ponerse sobre la boca en una versión de “Ninja azteca”. Uruguay es el rival, la casa es el Azteca con más de 100 mil almas apoyando y otros 100 millones mirando. Parece que nada ni nadie detiene a este equipo, en donde la unión es simplemente una de sus mejores armas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×