Japón 1-0 Camerún... Japón domó a los leones africanos

El 'León indomable' fue domesticado por Japón en su debut en Sudáfrica 2010. Los cameruneses no pudieron reflejar la experiencia y el futbol que sus jugadores han logrado labrar en los últimos años.
 El 'León indomable' fue domesticado por Japón en su debut en Sudáfrica 2010. Los cameruneses no pudieron reflejar la experiencia y el futbol que sus jugadores han logrado labrar en los últimos años.
Estadio Free State, Sudáfrica -
  • El equipo nipón se colocó como segundo del Grupo E, empatado en puntos con Holanda
  • Camerún nunca le ha ganado un juego a Japón, 5 derrotas y 2 empates
  • Japón finalmente sumó una victoria mundialista fuera de casa

El 'León indomable' fue domesticado por Japón en su debut en Sudáfrica 2010. Los cameruneses no pudieron reflejar la experiencia y el futbol que sus jugadores han logrado labrar en los últimos años y terminaron sucumbiendo ante un equipo que no brilló pero se defendió con orden y atacó con inteligencia. Con el triunfo, el equipo japonés logró afianzarse en la segunda posición del Grupo E, empatado en puntos con Holanda, pero escalonado debido a la diferencia de goles, ya que los holandeses lograron meter dos en su partido de debut. Camerún se quedó en la posición número tres sin puntos y con un -1. Los Leones Indomables como uno de los equipos que representan al Continente Negro, tendrá que replantear su futbol y comenzar a pesar pues en la segunda fecha de su sector, enfrentará a Dinamarca, el duelo entre ambas escuadras será fundamental, pues ninguno de los dos logró sumar en su primera batalla. Japón se medirá ante un equipo holandés que le exigirá mucho más que lo mostrado ante Camerún, ahí los nipones tendrán que ser implacables en la defensa si desean impedir que Holanda les hiera el orgullo. EL PARTIDO De estructura ósea corpulenta, trabajados, con piernas fuertes que parecen tener la potencia necesaria para correr y correr y hacerlo además con suma rapidez, Camerún se presentó en el Mundial de Sudáfrica 2010 dispuesto a defender a su continente y demostrar que los africanos están en pie de guerra para quedarse con el trofeo que llegó a sus tierras. Sin embargo, esa figura que parece imponente, jamás intimido a un equipo nipón que apostó por pararse bien a la ofensiva y atacar sólo cuando las circunstancias fueran sumamente favorables. Camerún tomó el control del balón, pues sintiéndose arropados por la tribuna no podían decepcionar, poco a poco, con la velocidad que los caracteriza comenzaron a replegar a Japón en su propio terreno. Eto'o, ése hombre que levantó la Orejon con el Inter de Milán, hace apenas un mes, se convirtió en el gran impulsor; desde el medio terreno tomó el balón y se fue abriendo camino, cedió para Webó pero el arquero Kawashima despejó. Camerún no estaba dispuesto a ceder, era momento de acechar a la presa, de cazar a su rival. Pero Japón con esa paciencia que le caracteriza, sello de su esencia disciplinada, tomó las cosas con calma, llegó al área rival cuando se sintió seguro, y de pronto se quedó con los tres puntos cuando apenas era el minuto 38'. En una jugada por la banda derecha, que comenzó Matsui, el balón llegó al área, Camerún perdió la marca, se descontroló, midió mal el balón y Honda no desaprovechó la gran oportunidad que tenía, así puso el 1-0. Camerún se enfrascó en la desconcentración pues entendió, tan pronto el balón cruzó la línea final, que Japón defendería a muerte los tres puntos que había conseguido. Entonces el equipo africano trató de responder, Eyong lanzó un buen disparo al arco que atajó el arquero nipón; después Eto'o metió diagonal retrasada que Moting aprovechó para sacar el disparo, pero el balón se fue muy por encima del marco. Japón se fue echando más y más atrás, jugando así con la desesperación de los Leones Indomables que no se cansaron de correr, de intentar, y que estuvieron cerca del empate cuando Mbia, al 85' sacó un potente disparo que reventó el poste derecho de los japoneses, pero éste se negó a mecerse en las redes. ARBITRAJE Olegário Benquerenca (Portugal). Bueno, sin problemas, aunque quizá le faltó sacar la tarjeta amarilla a Webó en el 44 cuando el jugador de Camerún se tiró dentro del área buscando que se marcara la pena máxima.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×