El Soccer City efervesció por la Final del Mundial

El Soccer City vivirá su evento cumbre cuando España y Holanda se enfrenten en la Final del Mundial de Sudáfrica 2010.
El Soccer City vivirá su evento cumbre cuando España y Holanda se enfrenten en la Final del Mundial de Sudáfrica 2010.
 El Soccer City vivirá su evento cumbre cuando España y Holanda se enfrenten en la Final del Mundial de Sudáfrica 2010.  (Foto: Agustín Cuevas)
Estadio Soccer City -
  • La seguridad se triplicó en el centro neurálgico del futbol mundial

Llegó el gran día. El domingo 11 de julio estaba marcado en el calendario por todo el universo futbolero.

El Soccer City vivirá su evento cumbre cuando España y Holanda se enfrenten en la Final del Mundial de Sudáfrica 2010. Prácticamente es la razón de ser de este majestuoso estadio que ha sido el centro neurálgico del mundo durante un mes.

El gran momento requiere una preparación y organización especial. Por eso, como si le hubieran echado una tableta efervescente, el Soccer City se movió distinto desde el primer minuto del 11 de julio.

La seguridad se triplicó con relación a cualquier otro juego disputado en este coloso. Auténticos batallones de policías se juntaron desde temprana hora y se fueron repartiendo por todo el enorme terreno que ocupa el estadio, el centro de prensa, la estación de tren, el IBC y las carpas de patrocinadores.

Un sinnúmero de voluntarios como puntitos verdes danzando de aquí para allá, guardias preparando la logística para el arribo de los presidentes y personalidades que han sido invitadas, hasta la comúnmente adormilada minibase militar que está apostada junto al estacionamiento de prensa, tenía movimiento intenso con perros entrenados listos para trabajar.

La acción arrancó a las cero horas del domingo, cuando se llevó a cabo el ensayo general de lo que sería la ceremonia de clausura. Las luces que salían de la ensaladera del Soccer City serían parte de un gran espectáculo que iluminaría la última noche mundialista de Johannesburgo.

Tras el amanecer, cuando el primer contingente del equipo de Medio Tiempo regresó al Centro de Prensa contiguo al estadio, once horas antes del silbatazo inicial, ya había una intensa actividad. La cola de fotógrafos que recogerían sus boletos ya tenía unos 40 elementos cuando los voluntarios comenzaron a repartirlos mientras los distintos medios se acomodaban en las casi 100 mesas de trabajo que tiene el lugar.

A las 14 horas no cabía un alma, eran casi mil personas las que estaban en el lugar. Las cámaras se movían de un lado a otro mientras el tiqui-tiqui-tiqui de los teclados de computadora se convertía en música de fondo. Al pasear por las distintas mesas, los acentos y lenguas se entrelazaban, el italiano bailando con el inglés, el español coqueteando con el japonés, el alemán enredándose con el francés, o el zulú abrazado del holandés. Era el mundo unido a una señal de wii-fi.

Es el gran día, todo está dispuesto para que a las 18:30 hora local (11:30 horas de México) dé inicio la ceremonia de clausura y alrededor de cuatro horas después, conozcamos al nuevo campeón del mundo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×