Estudiantes LP (4)3-1(1) San Luis... Terminó su sueño libertador del San Luis

San Luis se presentó en Argentina ante Estudiantes de La Plata, ahí trató de dar pelea y al minuto 7, la pizarra estaba 1-1; pero el equipo no resistió la presión y terminó cayendo, 3-1 (4-1 en el...
 San Luis se presentó en Argentina ante Estudiantes de La Plata, ahí trató de dar pelea y al minuto 7, la pizarra estaba 1-1; pero el equipo no resistió la presión y terminó cayendo, 3-1 (4-1 en el global), por lo cual se despidió de la Libertadores.
Estadio Centenario -
  • El equipo potosino cayó ante el actual Campeón de la Santander Libertadores
  • Estudiantes busca el bicampeonato libertador

En el 2009 San Luis vivió un sueño, el equipo potosino fue sembrado en la Copa Santander Libertadores -la primera de su historia-, y con la dirección de Américo Scatolaro logró clasificarse a los Octavos de Final como segundo de su grupo tras obtener ocho puntos. Sin embargo, los Gladiadores fueron expulsados del evento (junto con Chivas) por el brote de influenza que azotó a México y al que los sudamericanos le temieron; ambos vieron justicia un año después al ser colocados en la fase que habían ganado. Pero el sueño para San Luis se volvió una pesadilla. El equipo había perdido su fuerza y magia, y con un futbol que lo colocó como el último lugar en el Torneo Bicentenario 2010, trató de hacerle frente al actual Campeón del torneo sudamericano. Las diferencias fueron abismales, el equipo potosino simplemente no pudo hacerle frente a las exigencias de una justa tan competitiva. En el primer duelo, realizado en el Alfonso Lastras, el equipo dirigido por Ignacio Ambríz perdió 0-1. Con el orgullo herido, pero aferrándose a una última esperanza, el cuadro potosino se presentó en Argentina, ahí trató de dar pelea y al minuto 7, la pizarra estaba 1-1; pero el equipo no resistió la presión y terminó cayendo, 3-1 (4-1 en el global) sin defender el orgullo. Así el sueño de los potosinos se vino abajo. EL PARTIDO El 15 de julio de 2009 Estudiantes La Plata se puso la corona más grande que puede ganarse en América: la de la Copa Santander Libertadores. Desde entonces se proclamó como el mejor equipo del continente por cuarta ocasión. Estudiantes se embriagó de gloria y se marcó como meta defender el título que seguía siendo suyo, por eso se presentó en la Santander Libertadores 2010 con suma soberbia. En la primera ronda se quedó con el primer sitio y sólo cayó en una ocasión, el turno de los Octavos llegó y ahí San Luis se convirtió en su obstáculo. Los potosinos habían defendido su nombre en el torneo sudamericano, pero lo habían hecho el año pasado, cuando después de obtener ocho puntos en la Fase de Grupos se calificó a la ronda de Octavos; sin embargo, se les impidió jugar porque México enfrentaba un brote de influenza que los sudamericanos vieron peligroso por el alto nivel de contagio. Al equipo de Ignacio Ambríz se les respetó el logro y fueron sembrados así en los Octavos de Final del torneo, un año más tarde. San Luis ya había perdido sus fuerzas. El equipo no tenía la mística y fuerza con la que había jugado en la justa anterior y lo demostró en el torneo local al quedar como último en la Tabla General. Estudiantes se aprovechó de ello, en el primer duelo los hirió de muerte y en el segundo terminó por matarlos. En el Alfonso Lastras los potosinos cayeron 0-1 y la misión se limitaba a obtener un triunfo en tierras argentinas. Pero el equipo sudamericano los recibió con un golpe severo cuando al minuto cuatro, Verón sirvió de tiro libre directo al área chica, Desábato peinó la pelota y Leandro González, el verdugo del primer duelo, volvió a poner a su equipo con la victoria. San Luis atónito observó la manera en que el balón cruzó la línea final, pero terminó por reponerse de inmediato, pues cuando apenas habían pasado tres minutos, Diego de la Torre prendió el balón para pegarlo al poste izquierdo y hacer ondear la red. Los Gladiadores estaban de vuelta en el partido y ahora sólo necesitaban hacer un gol más para llevarse el triunfo y el pase a los Cuartos de Final. Sin embargo, el gol fue su peor enemigo, el equipo comenzó a desdibujarse en la cancha y cedió la iniciativa al equipo local. Estudiantes comenzó a vapulear el marco de Trejo sin la fortuna necesaria, San Luis se dedicó a tratar de defenderse con severidad, esperando que el gol del triunfo cayera por la vía del contragolpe. Pero no, la historia no marcó al equipo de Ambríz como el favorito, y los Gladiadores recibieron el segundo golpe cuando el cronómetro marcó el minuto 50. Ignacio Torres se desconcentró permitiendo que Leandro Benítez le robara el balón, cuando el argentino logró su cometido quedó sólo frente al arquero y terminó por fusilar al sector derecho. Cinco minutos más tarde San Luis recibió el tiro de gracia. La "Bruja" Verón sirvió ante la llegada de Benítez quien de tres dedos la prendió para ponerla cerca del ángulo izquierdo y sellar así el 3-1 de la noche. San Luis terminó por entregar el duelo, se echó hacia atrás y permitió que Estudiantes se comiera los minutos sin cansarse de más, pues tenía que guardar fuerzas para su juego en el torneo argentino, donde también busca la corona. ARBITRAJE Víctor Carrilo. Bueno, el silbante no tuvo problemas y aunque los potosinos le reclamaron un fuera de lugar de Alfredo Moreno, al minuto 10, la marcación terminó siendo exacta.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×