Cruzeiro aceptó jugar la Final de Libertadores en Argentina

Cruzeiro aceptó evitó crear polémicas a causa del avance de la gripe A y jugará el partido de ida de la Final de la Copa Santander Libertadores frente al Estudiantes en La Plata.
 Cruzeiro aceptó evitó crear polémicas a causa del avance de la gripe A y jugará el partido de ida de la Final de la Copa Santander Libertadores frente al Estudiantes en La Plata.
(Reuters) -
  • Ramires espera un ambiente pesado por los hinchas de Estudiantes

El Cruzeiro aceptó evitó crear polémicas a causa del avance de la gripe A y jugará el partido de ida de la Final de la Copa Santander Libertadores frente al Estudiantes en La Plata, anunció hoy el Presidente del equipo azul de Belo Horizonte, Zezé Perrella. "No quiero crear una situación de dificultad para el equipo en Argentina", señaló el directivo en declaraciones publicadas por la Agencia Estado. El directivo salió así al paso de las conjeturas sobre un eventual veto del Cruzeiro al partido en Ciudad de La Plata, e incluso una supuesta presión a la Confederación Sudamericana de Futbol (CONMEBOL) para que el encuentro del 8 de julio fuera trasladado a Uruguay o Paraguay. Perrella afirmó que acatará cualquier disposición de la CONMEBOL, sea para jugar en Argentina o en otro lugar. "No quiero crear una situación de prejuicio, de repente, pues ellos (los argentinos) pueden argumentar que también hay gripe porcina (AH1N1) en Minas Gerais", el estado cuya capital es Belo Horizonte, apuntó el dirigente deportivo. "Claro que no es en la proporción que existe allá. Pero creo que si las autoridades sanitarias de Argentina nos dieron esa garantía (de viajar), la responsabilidad pasa a ser de ellos. Nosotros vamos a hacer lo que la CONMEBOL determine", aseveró. Después del empate el jueves 2-2 en condición de visitante ante el Gremio de Porto Alegre, que clasificó al Cruzeiro para la Final, el técnico Adilson Batista minimizó el aumento de brotes del virus en ese país. "Vamos para allá, vamos a jugar sin problema. La enfermedad no va a afectar la parte psicológica de los jugadores", afirmó Batista, quien en tono de broma sugirió que sus jugadores entren al campo con mascarillas. Hasta este viernes, Argentina había reportado 44 muertes causadas por el virus, pero la situación no ha llevado a la suspensión de competencias deportivas, como ocurrió en México durante el inicio de la propagación de la gripe A y que provocó la retirada de dos equipos de ese país que competían en la Copa Santander Libertadores. La estrella del Cruzeiro, el centrocampista Ramires, Campeón con Brasil en la Copa Confederaciones de Sudáfrica 2009, alertó sobre las ofensas raciales que el equipo podría recibir en Argentina, similares a las que afrontó en la Semifinal frente al Gremio. "Nosotros ya esperábamos ese tipo de cosas por parte de la hinchada del Gremio. En Argentina, con seguridad será igual. Pero nosotros quedamos así con más ganas de vencer. Que recuerden que el último partido será en nuestra casa", advirtió el jugador de raza negra, ya negociado con el Benfica. La polémica por insultos racistas comenzó en el primer partido de la Semifinal, en la que el centrocampista Elicarlos, del Cruzeiro, denunció en una comisaría de Policía al argentino Maxi López, del Gremio, por supuestamente haberlo llamado de "mono" y quien debió explicar a las autoridades policiales su versión de los sucedido. Ramires contó también que el año pasado fue llamado de "macaquito" (monito) por un jugador del San Lorenzo argentino en uno de los partidos de la Libertadores.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×