México 3-1 Francia... Auténtica historia TRIcolor que depara un gran futuro

El Tri Sub-20 grabó con letras de bronce su estadía en la historia del futbol mexicano. Con un buen partido en el que se superaron las dudas iniciales, los pupilos de Juan Carlos Chávez derrotaron...
 El Tri Sub-20 grabó con letras de bronce su estadía en la historia del futbol mexicano. Con un buen partido en el que se superaron las dudas iniciales, los pupilos de Juan Carlos Chávez derrotaron 3-1 a Francia para colgarse la medalla de bronce.  (Foto: Notimex)
Estadio Nemesio Camacho 'El Campín', ante un lleno -
  • Es la primera vez que México obtiene un tercer puesto de un Mundial
  • El Tri terminó su participación con tres victorias, dos empates y dos derrotas

El Tri Sub-20 grabó con letras de bronce su estadía en la historia del futbol mexicano. Con un buen partido en el que se superaron las dudas iniciales, los pupilos de Juan Carlos Chávez derrotaron 3-1 a Francia para colgarse la medalla de bronce y completar un verano Tricolor histórico. Lo hecho por estos jóvenes mexicanos no es poca cosa, pues nunca en la historia México había alcanzado un tercer puesto de Copa del Mundo con siete partidos disputados, tres de ellos con victorias. Jugar de tú a tú con rivales como Argentina, Inglaterra, Brasil, Francia y el anfitrión Colombia, provocan que el futuro sea prometedor e ilusione en Selección Mexicana. Los primeros 10 minutos del duelo por el tercer lugar fueron una pesadilla para el Tri Sub-20 que salió vivo del incesante dominio galo. La banda derecha sufrió en demasía. Orrantia no se encontraba enchufado y Kristian Álvarez se veía falto de ritmo para defender y fue al 8' cuando las consecuencias fueron graves. Kolodziejczak fue hasta línea de fondo por el sector derecho para sacar un centro al corazón del área que Lacazette remató completamente solo y a placer para fusilar a José Rodríguez y poner el 1-0 momentáneo. Un mal recorrido de los centrales parecía ser el inicio de una debacle tricolor. Sin embargo, ese gol sacudió a los 11 aztecas que recordaron la responsabilidad de ganar un partido que los metería en la historia del futbol mexicano. Dávila, Enríquez e Ibáñez comenzaron a armar los circuitos en el medio campo para retomar la pelota e imponer su ritmo. No pasaron muchos minutos para alcanzar la paridad. A los 12' un mal despeje del arquero francés Ligali fue bien robado por el “Chatón”, quien daba inicio a una fiesta particular que buscaba coronar con uno de los “Balones” a los mejores del Mundial. Enríquez cedió a Ulises Dávila, quien sin pensarlo sacó un zurdazo que el portero galo quiso detener pero terminó por cometer un oso en complicidad con la cancha mojada que quedó tras el aguacero de los primeros minutos. A partir de ese momento el Tri se hizo amo y señor de las acciones con las jugadas de mayor peligro y con un “Chatón” Enríquez que no robaba más pelotas porque sólo se juega con una en la cancha. Francia intentó hacer daño con latigazos y contragolpes. De hecho estuvo muy cerca de hacerlo cuando a los 21' Griezmann salió a velocidad para habilitar a Lacazette en el centro del área. El portero mexicano salió para achicar el centro y terminó por chocar con el delantero galo, quien ya arrastraba los pies antes del contacto, situación que Antonio Arias, árbitro central, consideró como un engaño, por lo que amonestó al ofensor. Sí bien México dominaba el partido, la defensa no vivía sus mejores momentos. Algunos errores en la salida y al momento de hacer recorridos provocaron que para el complemento, la “Pájara” mandara a la cancha a Luis Valencia en lugar de Araujo y a David Izazola en el puesto de un errático “Cubo” Torres. Los cambios convirtieron el dominio en goles y en el histórico tercer lugar. En esta ocasión el “Chatón” no recupero un balón, sino la ventaja parcial para el Tri cuando a los 49 minutos, con jugada de táctica fija, México le dio la vuelta al marcador. De Buen cobró una falta hasta segundo poste para que Rivera recentrara, Valencia la acomodara y Enríquez la mandara al fondo de las redes poniendo el 2-1 momentáneo. Y resultó momentáneo precisamente porque 22 minutos más tarde el Tri ampliaría la ventaja y prácticamente sellaba su lugar en la historia del futbol mexicano. Fue una calca de lo que sucedió hace ocho días con Colombia. Mismo estadio, misma portería, mismo anotador y por un par de minutos no lo fue en tiempo. Ulises Dávila cobró un tiro de esquina por izquierda que cayó a segundo poste, donde Edson Rivera anticipó de buena forma la marca para meter un cabezazo que mandó el esférico al fondo de las redes ante la decepción de la afición colombiana que aún guarda rencor por la eliminación propinada a su combinado. Los últimos minutos fueron prácticamente de trámite. Con un Francia que se volcó al frente tratando de acortar distancias pero con argumentos muy pobres. No hay más, este Tri ya es histórico y su participación en Colombia 2011 quedará grabada como parte de un verano que ha sido el mejor en la historia del futbol mexicano.

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×