El Tri ya escucha la samba

La samba comienza a escucharse en México, pero no pudo desatar la fiesta. Un error defensivo en los últimos minutos del partido, que dejó 5-1 el marcador, provocó que el Tri aún deba guardar la...
Más allá de ser uno de los inamovibles pese al constante cambio de técnicos que ha sufrido la Selección Mexicana y de haber marcado dos de los cinco goles con los que México se llevó el triunfo en la ida del Repechaje ante Nueva Zelanda, Oribe  Peral
 Más allá de ser uno de los inamovibles pese al constante cambio de técnicos que ha sufrido la Selección Mexicana y de haber marcado dos de los cinco goles con los que México se llevó el triunfo en la ida del Repechaje ante Nueva Zelanda, Oribe Peral
Estadio Azteca -
  • Oribe Peralta marcó un doblete en la goleada del combinado mexicano
  • Nueva Zelanda marco gol de visitante y debe ganar 4-0 en la vuelta para acceder al Mundial

La samba comienza a escucharse en México, pero no pudo desatar la fiesta. Un error defensivo en los últimos minutos del partido, que dejó 5-1 el marcador, provocó que el Tri aún deba guardar la mesura y encarar con seriedad la vuelta aunque la ventaja de cuatro goles que cosechó parece definitiva.

La presión y aquel equipo que en casa siempre terminaba por caerse hoy no apareció, Miguel Herrera supo sacar adelante su primer examen y con creces, aunque aún resta finiquitar la obra que bien pudo haber quedado liquidad en 90 minutos.

México fue amo y señor de la pelota. Nueva Zelanda no quería saber nada del esférico al grado que su único delantero, Christian Wood, era el hombre más adelantado y no estuvo más de tres ocasiones adelante del ecuador del terreno de juego.

Un disparo de Montes y dos trazos largos de Márquez fueron las aproximaciones que México insinuaba pero que no lograba transformar en verdadero peligro pese a la ordenada, pero inocente defensiva oceánica que aún no se veía en aprietos.

Fue pasado el minuto 20 cuando en uno de los rebotes dentro del área, Aguilar intentó cabecear a portería y el balón salió a segundo poste donde llegó Jiménez, disparó y el portero Moss sacó en la línea. Ahí comenzó el verdadero acoso azteca.

Vino un disparo casi de media cancha del "Maza" Rodríguez que se estrelló en el travesaño, un mano a mano de Jiménez que no supo resolver y un contragolpe entre Jiménez y "Gullit" Peña que terminó en fuera de lugar.

Al minuto 30 el partido rompió y la muralla neozelandesa se derrumbó.

México encimando y ahora sí agobiando el arco rival encontró un centro de Montes a Peralta, quien recibió falta, pero el árbitro Kassai dejó correr a la llegada de Aguilar, quien simplemente empujó el balón para abrir el marcador.

Con la confianza a tope y sabedor de su capacidad, Raúl Jiménez remató un centro que venía a media altura de taquito y lanzándose al aire formando una figura estética que recordó aquel gol memorable ante Panamá. Sin embargo, ahora apareció Glen Moss con una gran atajada para mandar a tiro de esquina.

Y entonces apareció la inocencia visitante. El cobro del tiro de esquina no busco competir en la altura, sí en el espacio y ahí encontró al "Gullit" que peinó a segundo poste para la llegada de Jiménez, quien a segundo poste empujó el balón para ampliar el marcador.

Llegó el segundo tiempo y él gol que daba tranquilidad. Rafael Márquez metió un excelso trazo de 50 metros que partió la cancha hasta encontrar a Layún, quien sólo condujo un par de veces y luego centró raso para la llegada de Oribe Peralta. El hermoso no perdonó.

Vinieron los cambios. Herrera optó por refrescar el mediocampo con Sinha y Escoboza para dar descanso a Peña y Montes. Nueva Zelanda también metió a Fallon y al "Messi" Rojas, pero absolutamente nada cambió.

México siguió generando opciones y aunque en algunas definiciones se mostró un poco sobrado, fue hasta el 35' cuando Miguel Layún apareció como una calca del tercer gol y tendió un centro que encontró un gran cabezazo para poner el 4-0.

Y como no hay quinto malo... Nueva Zelanda aún no se recuperaba del cuarto golpe cuando el extraordinario partido de Rafael Márquez se vio premiado al marcar el 5-0 que desató la locura en el Azteca, aunque también el único error defensivo de México.

El Tri partirá a tierras oceánicas donde deberá finiquitar la obra y donde sólo una tragedia de 4-0 en contra le podrá arrebatar el boleto de Brasil 2014.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×