Guille Franco pone su futuro en manos de Dios

Escuchar hablar a un futbolista de religión definitivamente contrasta con el discurso breve y repetitivo que suelen tener los deportistas. El de Guillermo Franco es además con fluidez, propiedad y...
 Escuchar hablar a un futbolista de religión definitivamente contrasta con el discurso breve y repetitivo que suelen tener los deportistas. El de Guillermo Franco es además con fluidez, propiedad y significativamente interesante.  (Foto: Agustín Cuevas)
México, DF. -
  • Recordó cómo conoció la religión que hoy profesa
  • La decisión de su futuro la ha puesto en manos de Dios

Escuchar hablar a un futbolista de religión definitivamente contrasta con el discurso breve y repetitivo que suelen tener los deportistas. El de Guillermo Franco es además con fluidez, propiedad y significativamente interesante cuando involucra su historia de vida.

El “Guille”, quien apenas el miércoles jugó como titular con la Selección Mexicana, dice que antes de profesar la religión cristiana sufrió tanto, que estuvo reticente a Dios. Pero cuando tenía 18 años y el futbol ya había llegado a su vida, todo cambió.

“Fue una situación bastante puntual y un poco llamativa. Tengo una historia de vida muy particular, mis papás se separaron cuando yo estaba muy chico, dos veces estuve a punto de morir, me tuve que ir joven de mi casa, viví tres meses en un barco, pasé hambre, muchas situaciones que me llevaron en algún momento a pensar”.

“Por mi historia de vida yo crecí con cierto odio y resentimiento hacia Dios, porque no tenía el amor de papá y mamá y fue bastante difícil nuestra infancia. Por eso a mí Dios no me gustaba mucho. Si Dios es amor, me costaba entender cómo había permitido la separación de mis padres”, explica el ex jugador de clubes como Monterrey y Villarreal.

Cuando llevaba un año de vivir fuera de casa de su madre, llegó a las puertas del club donde entrenaba el mensaje que cambió su forma de pensar y hasta su forma de vida a partir de entonces.

“Salí un día de un entrenamiento, se me acercó una persona y me dijo “solamente quiero decirte una cosa, Jesús te ama”, y se fue”.

Hubo que insistirle en demasía para que finalmente accediera a asistir a una reunión de Atletas de Cristo. Una vez habiendo accedido, sólo una visita fue suficiente para convencerse de lo que buscaba.

“El pastor abrió la Biblia y leyó un pasaje que se encuentra en Juan 15:16 y dice “no me elegiste vosotros a mí, sino yo os elegí a vosotros”. A mí me pegaron muy fuerte esas palabras. No me estaban hablando de religión, me estaban hablando de una relación personal con ese Dios que yo necesitaba. Dios no habría permitido que yo muriera porque tenía un propósito para conmigo”.

DIOS HA DECIDIDO SU CARRERA

Abiertamente dice que Dios fue quien le dijo que debía venir a jugar a México, porque acá le esperaban grandes cosas. Desde 2002 y hasta 2005 jugó para Monterrey, etapa en la que fue una vez Campeón de Goleo y por si fuera poco, tras naturalizarse fue convocado a la Selección Nacional Mexicana.

Actualmente Guille no tiene equipo tras haber concluido su contrato con el Villarreal de España. Y aunque queda poco tiempo para que se cierre el marcado de fichajes en México y Europa, él sólo espera que Dios decida el equipo al que debe ir.

“Cuando estaba en Argentina surgió la oportunidad de Monterrey y nosotros, yo y mi esposa consultamos y Dios nos dijo sí, vayan a Monterrey porque grandes cosas van a suceder en México, fue así la palabra de Dios... Para qué te cuento el resto, ya has visto todo lo que nos ha regalado México, con la posibilidad de que hoy sea parte de la Selección. Fue por eso que Dios nos dijo vayan”.

“Antes de renovar mi contrato con el Monterrey Dios nos dijo, no echen raíces en México porque los llevo a Europa, puntualmente así, y Dios sigue guiando nuestros pasos. Hoy simplemente estamos esperando la voz de Dios a ver qué nos dice”.

MÉXICO, POSIBILIDAD CERRADA

La posibilidad de que los clubes mexicanos contraten a un jugador que milita en el extranjero concluye este 17 de agosto. Franco ha sostenido charlas con algunos equipos mexicanos, pero nada formal, dice.

“Decirte que no me creaba incertidumbre es mentirte. Es una incertidumbre importante la que siento. Pasa el tiempo y no tengo equipo, pero también es cierto lo que dije, que estoy tranquilo, no estoy desesperado, no me quita el sueño el no tener un equipo hoy. Yo llego a la casa y duermo sabiendo que sin equipo no me voy a quedar”.

"Ya es muy difícil que firme en México"

“Ya estoy sobre las fechas, salvo que suceda algo muy apresurado, pero ya es muy difícil que firme en México”.

EL CACHETAZO EN EL AZTECA

Aunque la mayoría dice que la concentración en la cancha impide escuchar el entorno en un juego de futbol, Guillermo Franco recuerda el cachetazo que significó haber recibido el primer gol del juego.

“Recibir un gol a los 20 minutos no es fácil, se callan 100 mil personas de golpe, es un cachetazo importante y México tuvo la paciencia de seguir buscando, aquí y allá, y por suerte pudimos dar vuelta al resultado”

-¿Se percibe en la cancha cuando se calla el estadio?-”Imagínate si se percibe, son 100 mil personas y de pronto hay un silencio, es un cachetazo importante. Si a eso le sumas que es tu eterno rival, si a eso le sumas que México necesitaba los tres puntos a como diera lugar... es un balde de agua fría que no te lo esperas, que no se lo espera la gente”.

Guille -quien por cierto no marcó gol en el juego ante Estados Unidos- tiene hasta el último día de agosto para decidir con qué equipo jugará el próximo año, decisión que será sumamente importante si se toma en consideración que de su elección dependerá si acompaña o no a México al Mundial de Sudáfrica en caso de clasificar.

-¿Te vas satisfecho con tu participación en la Selección?-“Me voy muy tranquilo, siempre para mí es importante no guardarme nada a la hora de jugar, entregarlo todo, las cosas te pueden salir bien o mal, tener un buen partido o un mal partido, puede ser mérito de la defensa anularte. Me voy tranquilo por eso, más allá de no tener oportunidades de gol prácticamente y no tener chances claras, por supuesto que me voy muy contento porque México obtuvo el objetivo que era ganar”, dijo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×