Para Luis Fernando Tena, México jugó desbocado

El futbol se hace con la mente y no puede ser todo corazón y entusiasmo, señaló el entrenador Luis Fernando Tena, al afirmar que la Selección Mexicana tuvo suerte y se salvó de dos goles ante...
 El futbol se hace con la mente y no puede ser todo corazón y entusiasmo, señaló el entrenador Luis Fernando Tena, al afirmar que la Selección Mexicana tuvo suerte y se salvó de dos goles ante Sudáfrica.  (Foto: Reuters)
Ciudad de México -
  • Aseguró que el Tri mordió el anzuelo de los anfitriones

El futbol se hace con la mente y no puede ser todo corazón y entusiasmo, señaló el entrenador Luis Fernando Tena, al afirmar que la Selección Mexicana tuvo suerte y se salvó de dos goles ante Sudáfrica. El técnico, que hasta hace unas semanas dirigió al Club Jaguares de Chiapas, en la liga mexicana, dijo a la televisora TDN que el seleccionado salió desbocado en el segundo tiempo y por ahí nació el gol sudafricano. México y Sudáfrica se enfrentaron en Johannesburgo en el inicio del Campeonato Mundial de Futbol 2010, y empataron 1-1. "Se jugó desbocado adelante y nos salvamos de dos goles. Se cayó en el juego del rival, lo que a ellos les convino, y México mordió el anzuelo. Eso no puede pasarle a un equipo de futbol", expresó el entrenador. Tena, quien dirigió a los clubes Cruz Azul, Morelia, Chiapas, Estudiantes y América, agregó que se sabía que hombre por hombre México es mejor. "Lo corroboramos. El equipo empezó bien, con personalidad, manejando la pelota y atacando. Quizá nos faltó profundidad en el último tercio, pero teníamos el balón y el estadio estuvo calladito y toda su afición estaba consciente de que México estaba bien", comentó. Tena reconoció que "sí, nos faltó la contundencia de siempre. Un gol hubiera sido buenísimo que habríamos podido manejar (...) pero corrimos riesgos innecesarios, que a la postre pagamos con el gol que nos hacen (...) cuando perdemos la pelota sólo el 'Maza' Rodríguez y Osorio se quedan y quedamos muy expuestos", señaló. El equipo mexicano, añadió, a pesar de no haber faltas se desesperaba. "Y como salía el rival sin pelota se desesperaba más. Tenemos que controlar las emociones, ya que cuando nos hacen el gol, el equipo se desdibuja, pierde el control, el rival crece, la gente empieza a gritar y ahí nos quedamos". "Los últimos cinco minutos se jugaron en cancha de México. Nos tiraron 3 ó 4 corners (tiros de esquina). Sudáfrica tenía el control del juego, se fue acentuando, los dejamos y los mexicanos fallamos muchos pases", indicó. Ésta es la sexta ocasión en que México termina con un empate (1-1) al comenzar la Copa del Mundo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×