México-EU: una rivalidad que va más allá de la cancha

El próximo sábado el clásico de la CONCACAF tendrá una nueva edición. México y Estados Unidos se verán las caras en Pasadena, California para definir al nuevo monarca de la región y aquel que se...
El próximo sábado el clásico de la CONCACAF tendrá una nueva edición. México y Estados Unidos se verán las caras en Pasadena, California para definir al nuevo monarca de la región y aquel que se hará con el boleto para la Copa Confederaciones 2013.
 El próximo sábado el clásico de la CONCACAF tendrá una nueva edición. México y Estados Unidos se verán las caras en Pasadena, California para definir al nuevo monarca de la región y aquel que se hará con el boleto para la Copa Confederaciones 2013.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • EU triplica a México en cuanto a la cantidad de jugadores registrados
  • En cuanto al PIB per cápita, es más del triple la diferencia entre ambos países

El próximo sábado el clásico de la CONCACAF tendrá una nueva edición. México y Estados Unidos se verán las caras en Pasadena, California para definir al nuevo monarca de la región y aquel que se hará con el boleto para la Copa Confederaciones del 2013. Sin embargo, la rivalidad que ha dado origen a este clásico va más allá de un rectángulo verde y de 22 jugadores, pues a lo largo de la historia, la relación entre ambos países ha sido de una constante y diplomática pelea.   Lo cierto es que hasta hace algunos años, México podía presumir de ser superior a Estados Unidos en algunas cuantas cosas, una de ellas, el futbol. Un drástico giro ocurrió desde aquella tarde del 17 de junio del 2002 en Jeonju, Corea del Sur, justo cuando la Selección de los Estados Unidos se quitó la paternidad mexicana y se rebeló para, hasta la fecha, no perder el dominio sobre el cuadro mexicano. Hoy los partidos entre México y Estados Unidos son una auténtica batalla, una guerra en calzoncillos que inmiscuye de forma disfrazada el rencor que existe entre ambas naciones por factores económicos, sociales e históricos.   Desde el siglo XIX la rivalidad entre los estadounidenses y mexicanos tuvo tintes violentos. En aquella época, el gobierno norteamericanos que comenzaba su expansión bajo el amparo del “Destino Manifiesto” y la “Doctrina Monroe” extendió su territorio, aprovechándose de los problemas internos que tenía México y prácticamente obligando al gobierno de Antonio López de Santa Anna a firmar un tratado en el que a cambio de una irrisoria cantidad de dinero cedió 76 mil 845 kilómetros cuadrados, con lo que el orgullo mexicano fue golpeado.   A partir de ese instante, las comparaciones y disputas entre mexicanos y estadounidenses han sido una constante. En el plano económico la diferencia entre ambos países es impresionante. Mientras en México el PIB per cápita anual es de 14 mil 337 dólares, en Estados Unidos de 46 mil 436 dólares, poco más del triple en una cifra que marca las verdaderas distancias que hay entre una nación y otra, pues los Estados Unidos se ubican en el sexto lugar mundial y México ocupa la posición 53.   En el tema social, las relaciones entre México y los Estados Unidos se han visto afectadas por la reciente creación de la Ley SB1070 que intentó ponerse en marcha en el estado de Arizona en la Unión Americana. Propuesta por la Gobernadora el estado, Jan Brewer, el 23 de abril del 2010, entra en vigor esta ley que entre otros rubros tipificaba a la inmigración como un delito menor, por lo que el 29 de julio del 2010, fecha en la que entró en vigor, todos los extranjeros que se encontraban en territorio del estado de Arizona y no podían comprobar su estatus legal, serían calificados como delincuentes.   Sin embargo, apenas un día después de que la Ley SB1070 entró en vigor, la Juez Susan Bolton de Phoenix ordenó suspender las clausulas en las que se criminalizaba la estadía de extranjeros de forma ilegal en el estado, asunto que irritó la relación que existía entre el gobierno mexicano y americano.   En el estricto plano futbolístico, las diferencias también se mantienen. En la última clasificación de la FIFA, la escuadra de las "Barras y las Estrellas" se ubicó en el puesto número 23, mientras que el Tri ocupó la plaza 28, luego de descender dos lugares. Otro rubro quizás no tan relevante para la Final de la Copa Oro 2011, pero sí para entender el desarrollo de ambas Selecciones, Estados Unidos tiene registrados ante la FIFA, un total de 4 millones 186 mil 778 jugadores, una cifra muy superior si tomamos en cuenta los 324 mil 595 futbolistas con los que cuenta México ante el máximo organismo rector del futbol mundial. En cuanto a clubes registrados la situación es similar, pues la Federación estadounidense ha registrado 9 mil clubes, y la FMF apenas tiene 311, claras diferencias.   Sí bien la rivalidad se ha presentado entre eliminaciones de Copa del Mundo, goleadas en Copa Oro, pasteles que presagian la victoria estadounidense y una paternidad histórica que en los últimos años se ha disuelto, México y Estados Unidos tienen cuentas pendientes que van más allá del futbol y que provocan que un simple juego, se convierta en todo un clásico para ambos países.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×