Recibe nuestro newsletter
 

Le llevaron 'serenata' in˙til al Tri

  • Alrededor de mil 500 salvadore˝os hicieron escßndalo. (Foto: Juan MartÝn Montes)
  • Sobraron los cßnticos ofensivos y los tambores sin descanso. (Foto: Juan MartÝn Montes)
 

Juan MartÝn Montes | MEDIOTIEMPO (Enviado)
San Salvador, El Salvador, lunes 11 de Junio del 2012

  • Alrededor de mil 500 salvadoreños escandalizaron el exterior del inmueble, sin que el ruido llegue a las habitaciones

Las banderas quemadas, los cohetones, los tambores y los ánimos enardecidos intentan apagar la quietud del interior del hotel donde descansa la Selección Mexicana.

La afición salvadoreña cumplió la promesa de llevarle “serenata” a su rival de este martes, y lo hizo con la plena convicción de que “La Selecta” es su amor, de que los mexicanos son “culeros” y no bienvenidos, además que de sobra ilusionados con ver un triunfo suyo en el Estadio Cuscatlán.

Video: Isaac Castro | MEDIO TIEMPO (Enviado)

Desde que el Tri volvió a su hotel de concentración en el Boulevard de los Héroes tras el entrenamiento vespertino, en una de las zonas más agradables de la Capital salvadoreña alrededor de las 20:00 horas, decenas de fanáticos locales esperaron el autobús para insultar a los jugadores desde lo alto de un puente.

Mientras los Seleccionados cenaban, la gente se convirtió en multitud, con alrededor de mil 500 salvadoreños intentando hacer el mayor escándalo posible.

Para ello sobraron los cánticos ofensivos, los tambores sin descanso, las trompetas y la idea de darle la vuelta al hotel para cubrir todos los “frentes”, además del “zangoloteo” a los automóviles que tomaron la mala decisión de pasar por esa calle.

Sin embargo, miembros de la comitiva del equipo azteca se asomaron al final de la cena del equipo, aproximadamente a las 22:00 horas, seguros de que hace 3 años el ruido era mayor y de que de cualquier modo éste no llega en lo más mínimo a las habitaciones de los jugadores, ubicadas al fondo del inmueble y con vidrios antirruido.

Seguramente para contrarrestar los insultos que escucharon en los traslados, los pupilos de José Manuel de la Torre se mantuvieron cerca de la afición mexicana en cada una de sus caminatas por el lobby.

Desde que arribaron procedentes del aeropuerto al mediodía, las decenas de seguidores del Tri se apostaron detrás de mesas que se convirtieron en vallas, entre el comedor y la zona de ascensores, trayecto durante el cual los jugadores recibieron el afecto y respondieron con autógrafos y fotografías.

En multitud futbolera, El Salvador no quiere a la raza azteca: “¡Mexicanos culeros, culeros! ¡Mexicanos culeros, culeros!”, era el grito enardecido, desbordado de pasión y al límite entre el amor propio y la animadversión que por momentos llegaba a la violencia.

Esto último porque no faltaron las latas de bebida lanzadas hacia un reportero de una televisora mexicana, que intentaba grabar sobre un puente debajo del cual la gente se desvivía por generar un escándalo ante el que los seleccionados mexicanos eran inmunes.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios

Partidos en Vivo (-)
...

Cargando los partidos,

por favor espera