Manuel Corona, del desempleo a un Mundial

Hay submundos en el fútbol profesional que guardan historias de superación y de trabajo constante. El caso del portero del Tri de Playa, Manuel Corona, es uno de ellos.
Manuel Corona, del desempleo a un Mundial
Ciudad de México -
  • El portero del Tri de Playa pertenece al Zacatepec de Liga de Ascenso

Hay submundos en el fútbol profesional que guardan historias de superación y de trabajo constante. El caso del portero del Tri de Playa, Manuel Corona, es uno de ellos.

Con 32 años de edad y una larga trayectoria en el Ascenso MX, Manuel Gerardo tuvo que afrontar la desaparición de su equipo en la División de Plata del fútbol mexicano, no encontrar equipo en el Draft realizado en junio en Cancún y un panorama muy complicado para su carrera.

Corona es un futbolista profesional de esencia, de esfuerzo y de constancia, de esos que no atraen reflectores, que no salen en la televisión ni en los diarios, ni de los que "sufren" porque una fila interminable de personas les piden un autógrafo o porque la "prensa rosa" está detrás de ellos.

Tuvo que parar desde enero porque se quedó sin equipo. Hoy, es seleccionado nacional para la Copa del Mundo de Fútbol de Playa en Portugal 2015.

Pese a no tener claro qué hacer después de la desaparición de Ballenas Galeana, equipo al que fue prestado por el Zacatepec a cuya institución pertenecen sus derechos federativos, Manuel encontró en el Tri de Playa la oportunidad de mantenerse en activo, salvar su carrera y ahora, jugar una Copa del Mundo.

"Yo llegué aquí en febrero por invitación del Cuerpo Técnico. Me dijeron que estaban formando la Selección para pelear un boleto en el Premundial en El Salvador. Toda mi vida he vivido del fútbol soccer, el año pasado me quedé sin equipo, me invitaron aquí donde hay muchas alternativas".

"Lo que yo hice fue buscar una alternativa para no perder la forma física. No se dio ahora que fui a buscar la posibilidad (en el Draft) pero también aquí me abrieron las puertas y me recibieron muy bien para que yo siguiera trabajando y aprovechando que aún estoy en plenitud en mi carrera. Quizá no estoy en el fútbol soccer ahora, pero puedo aportar un poco más al grupo".

Manuel cambió su realidad, en parte porque la vida misma lo obligó a hacerlo. Dejó atrás los campos del Alfonso Lastras, del Juan Nepomuceno López, del Victoria y de otros tantos de la Liga de Ascenso, para hacer del balón y la arena su campo de trabajo, su manera de subsistir y su forma de reinventarse como ser humano y futbolista. Ahora, desde esta perspectiva, entiende las necesidades de los jugadores que tienen más tiempo en la playa.

"Yo llevo poco conociéndolo, prácticamente desde febrero. Pero la gran mayoría de los jugadores que van al Mundial es su segundo o tercero y llevan tres o cuatro años aquí y ellos me cuentan que una Liga de Fútbol de Playa les facilitaría las cosas en cuanto a la competencia".

La historia de Manuel se puede entender como un cuento con final feliz, pero en el submundo del fútbol profesional, ese que está abajo de la Liga MX, existen cientos de historias que no tienen el mismo desenlace, la misma fortuna o la misma oportunidad. Manuel supo cómo no morir en el intento y ahora, igual de lejos de los reflectores, valora la oportunidad que tiene enfrente.

"Al final, nunca sabes si vas a tener otra posibilidad de jugar un Mundial", dijo un reinventado Manuel Gerardo Corona Venegas, portero que pasó del desempleo a disputar una Copa del Mundo con México.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×