Sin problemas se llega al Omnilife

La Selección Mexicana no causó mucho furor en Guadalajara. El equipo nacional tenía cinco años de no presentarse en la tierra del tequila, pero eso no fue causa para que la afición tapatía se...
 La Selección Mexicana no causó mucho furor en Guadalajara. El equipo nacional tenía cinco años de no presentarse en la tierra del tequila, pero eso no fue causa para que la afición tapatía se desbocara buscando verlos.  (Foto: Diana Pérez)
Estadio Omnilife -
  • Poca gente tomó precauciones para evitar el tráfico de último minuto
  • Horas antes del juego, aún hay boletos

La Selección Mexicana no causó mucho furor en Guadalajara. El equipo nacional tenía cinco años de no presentarse en la tierra del tequila, pero eso no fue causa para que la afición tapatía se desbocara buscando verlos.

Los boletos no se acabaron, los precios oscilaron entre 280 y 850 pesos; en las taquillas, previo al duelo, era fácil encontrarlos y comprarlos porque las filas no eran largas, la demanda era escasa.

Para llegar al Estadio Omnilife el dispositivo vial funcionó pues los señalamientos agilizaron la circulación y las decenas de policías instalados en el Periférico lograron que los congestionamientos fueran mínimos.

A las afueras del inmueble el ambiente era discreto pues sólo algunos patrocinadores que pusieron en sus carpas a chicas bailando pudieron atraer a la afición. La mayoría prefirió ingresar rápido al inmueble.

Dos horas y media antes del partido poca era la gente que estaba sentada en las tribunas, la mayoría parece haber decidido salir con prisas, lo que seguramente ocasionará problemas de circulación en las inmediaciones.

Aquellos que decidieron llegar temprano pudieron observar el duelo entre México y El Salvador, de la categoría Sub-17.

Hombres como Carlos Salcido, Javier Orozco y Elías Hernández fueron testigos del duelo juvenil mientras el tiempo se escapaba para llegar a la hora final.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×