Hondureño aprovechó para agradecer a México

Para Mauricio Matamoros el duelo entre la Selección de México y el combinado de Honduras fue una oportunidad para agradecer al país azteca por la ayuda prestada durante el Huracán Mitch.
Para Mauricio Matamoros el duelo entre la Selección de México y el combinado de Honduras fue una oportunidad para agradecer al país azteca por la ayuda prestada durante el Huracán Mitch.
 Para Mauricio Matamoros el duelo entre la Selección de México y el combinado de Honduras fue una oportunidad para agradecer al país azteca por la ayuda prestada durante el Huracán Mitch.  (Foto: Edgar Malagón)
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • El aficionado recordó el huracán Mitch que azotó a su país

Para Mauricio Matamoros el duelo entre la Selección de México y el combinado de Honduras fue una oportunidad para agradecer al país azteca por la ayuda prestada durante el Huracán Mitch.   El seguidor hondureño visitó el Estadio Azteca por primera vez y consigo trajo una manta con el mensaje de agradecimiento para el gobierno mexicano, que apoyó al país centroamericano durante el desastre natural.   “Es la primera oportunidad que estamos con los amigos acá en México y puse este pensamiento para agradecerles por lo que hicieron en el año 98 en el Mitch”, dijo Matamoros.   Radicado en la zona sur de Honduras, el seguidor recordó cómo los helicópteros cargados con alimento, ropa y otros artículos de primera necesidad llegaron hasta su país para ayudarles tras la catástrofe ocurrida entre octubre y noviembre de 1998.   “Ayudaron con helicópteros, ayuda humanitaria y de todo tipo, alimento en tiempos difíciles fueron los primeros en acudir. “Siempre hay una rivalidad entre México y Honduras pero esto nos ha unido y hoy nos miramos diferente, hoy es un juego y que gane el mejor”, señaló Matamoros.   Matamoros fue uno de los aficionados que llegaron al Estadio Azteca para presenciar el encuentro de Eliminatoria mundialista entre catrachos y mexicanos. Hasta el coloso de Santa Úrsula llegaron 18 camiones con seguidores de la Bicolor.   Unos 800 seguidores ocuparon parte de la cabecera norte para presenciar el partido e incluso la mayoría provocó mejores ganancias a los vendedores de capas contra la lluvia pues al bajar de los autobuses de inmediato compraban su indumentaria para protegerse del clima.