Serena Williams y un regreso a Fed Cup plagado de dudas

Tras complicaciones en su embarazo, existe incertidumbre sobre su estado físico
 La estadounidense dominó la WTA en los últimos años.  (Foto: Getty)
  • La edad no es un gran obstáculo, según el entrenador de la multicampeona del tenis
París, Francia (AFP) -

Serena Williams puede volver a la competición oficial este fin de semana en la Copa Federación, después de un año apartada de la misma por su embarazo y posterior maternidad. A sus 36 años, ¿la estadounidense es capaz de regresar a lo más alto?

Esta reaparición está rodeada de dudas que se han planteado a su entrenador Patrick Mouratoglou y a Stéphanie Nguyen, doctora del equipo femenino de tenis de Francia.

Las complicaciones sufridas al día siguiente del nacimiento de su hija Alexis Olympia -nacida el 1 de septiembre- ralentizaron el regreso de la exnúmero 1 mundial. Tuvo dificultades respiratorias por la presencia de sangre en los pulmones, según señaló a la revista Vogue en enero. La pequeña de las hermanas Williams no pudo volver a hacer deporte hasta noviembre, "lo que hizo imposible su participación en el Abierto de Australia", afirma su entrenador francés.

"Ha hecho un trabajo de puesta en forma progresiva. Volvió al tenis inmediatamente, pero a muy pequeñas dosis y sin desplazamientos en un primer momento", cuenta Patrick Mouratoglou. De manera paralela, la estadounidense siguió "un programa de preparación física completo" adaptado al contexto.

¿A qué nivel se encuentra en el plano físico?

"Es una excelente pregunta", responde su entrenador, que no se reencontrará con ella hasta dentro de unos días para efectuar "un bloque de entrenamientos pensando en los torneos de Indian Wells y Miami" (7-31 marzo). Este fin de semana se sabrá más sobre el estado de Serena si compite, como se espera, en el US Cellular Arena de Asheville (Carolina del Norte, Estados Unidos) contra Holanda, en lo que sería su primer partido de competición oficial desde la conquista de su 23º título del Grand Slam a finales de enero de 2017 en Melbourne.

Serena Williams ya jugó después de ser madre, pero fue en un torneo de exhibición, de carácter no oficial, a finales de diciembre en Abu Dabi. Allí perdió ante la letona Jelena Ostapenko, campeona de Roland Garros en 2017, por 6-2, 3-6 y 10/5 en un tercer y último set disputado con un formato reducido de 'super tie-break'. Serena Williams acabó satisfecha el partido, aunque su forma no fue óptima. "No estará necesariamente al 100% de sus capacidades físicas. Pero el seguimiento ha sido muy exhaustivo, puede que esté al 80 o al 90%", estima Stéphanie Nguyen.

Únicamente le faltan dos títulos del Grand Slam para superar a la australiana (24). ¿Es posible batir el récord después de un parto? La propia Court ganó tres grandes en 1973 después de ser madre. La belga Kim Clijsters también pudo ganar grandes después de un parto, en una época más reciente. La australiana Evonne Goolagong ganó en circunstancias similares Wimbledon en 1980. Pero todas ellas tenían menos edad que Serena Williams, que cumplirá 37 años en septiembre.

La edad no es un gran obstáculo, según su entrenador. "Sus únicos límites son un eventual desánimo algún día, el día en el que decida que es el momento de retirarse", estima.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×