Exitoso regreso de la Serie Mundial a Texas

Con la esperanza de que este año su equipo logre el tan ansiado trofeo de Serie Mundial, los aficionados de los Rangers de Texas atiborraron literalmente el ‘Ballpark’.
 Con la esperanza de que este año su equipo logre el tan ansiado trofeo de Serie Mundial, los aficionados de los Rangers de Texas atiborraron literalmente el ‘Ballpark’.  (Foto: Roberto Espinoza)
Arlington, Texas -

Con la esperanza de que este año su equipo logre el tan ansiado trofeo de Serie Mundial, los aficionados de los Rangers de Texas atiborraron literalmente el ‘Ballpark’ comprando boletos de hasta mil 500 dólares por juego. La noche de este sábado regresó el ‘Clásico de Otoño’ a esta ciudad después de que en 2010 cayeran aquí mismo en cinco juegos ante los Gigantes de San Francisco. Los Rangers nunca han ganado una Serie Mundial en su historia, de hecho es apenas la segunda ocasión que llegan a esta instancia, pero lo que motiva a sus aficionados es la constancia que ha mostrado su equipo para llegar a luchar por el título en temporadas consecutivas. “Todo parece ser que este será el año de los Rangers, es un equipo muy completo que está bien dirigido por el manager Ron Washington”, comentó el periodista Mark Andrews, uno de los cientos de comunicadores que están cubriendo la Serie Mundial. “En toda la temporada se notó que tenían el talento suficiente para repetir en la Serie Mundial, y ahora están en posición de ganarla”, agregó. La vuelta a Texas del ‘Clásico de Otoño’ no sólo es un fenómeno mediático y emotivo para su gente, también dejará una importante derrama económica en la ciudad y el estado que desde el primer momento se puede percibir. Para comenzar los 49 mil 200 boletos disponibles para cada uno de los tres encuentros que se jugarán en casa de los Rangers están ya vendidos. Las filas para comprar souvenirs y alimentos no terminan y los vendedores no se dan abasto para surtir a los aficionados. Además de la fuerte cantidad de dinero que arroja la taquilla (en San Luis cada encuentro dejó más de 8 millones de dólares en el boletaje), los souvenirs y alimentos tienen un alto costo al convertirlos en pesos mexicanos. Una cerveza cuesta 7 dólares al igual que un hot dog, las hamburguesas tienen un costo de 10 dólares, los refrescos 6, los helados 7, las palomitas 5, los cacahuates 4.50 y las botellas de agua 5 dólares. Las rebanadas de pizza las venden en 4.50 dólares, mientras que una bolsa de papas cuesta 5. En el caso de los souvenirs, los llaveros alcanzan a costar hasta 10 dólares, mientras que las playeras de los equipos con el nombre de su pelotero favorito están en 35 dólares. El jersey original lo venden en 120 dólares y la chamarra en 200 billetes verdes. De esa manera, la Serie Mundial se convierte en uno de los eventos deportivos que más dinero arroja si se toma en cuenta que puede alargarse hasta siete encuentros con taquillas y venta de insumos en cantidades industriales.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×