Boxeo femenino, round contra los estereotipos

El cambio cultural generacional que viven las practicantes del box en el país, da un gancho día con día a la imagen estereotipada de pobreza, ignorancia y falta de preparación que se tiene de las...
El cambio cultural generacional que viven las practicantes del box en el país, da un gancho día con día a la imagen estereotipada de pobreza, ignorancia y falta de preparación que se tiene de las mujeres que se suben al ring.
 El cambio cultural generacional que viven las practicantes del box en el país, da un gancho día con día a la imagen estereotipada de pobreza, ignorancia y falta de preparación que se tiene de las mujeres que se suben al ring.
Ciudad de México -
  • Poco a poco las mujeres han sabido cómo romper las barreras culturales a su favor

“Mucha gente piensa que por ser mujeres dentro del boxeo femenil, todavía tenemos que venir de los estratos sociales más bajos, que somos incultas, que no sabemos leer ni escribir; sin embargo, ya hay bastantes boxeadoras preparadas”. Son las palabras de Zulina “La Loba” Muñoz. La madre soltera de Dylan (de seis años), es también campeona supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y estudiante de la licenciatura en acondicionamiento físico.

El cambio cultural generacional que viven las practicantes de la disciplina en el país, da un gancho día con día a la imagen estereotipada de pobreza, ignorancia y falta de preparación que se tiene de las mujeres que se suben al ring. Abogadas, arquitectas, burócratas, emprendedoras, entre otras profesiones, dejan claro que aunque la paga aún no es igual en relación a la de los boxeadores, ellas han sabido cómo romper las barreras culturales a su favor.

Irma García aparece en google al teclear su nombre: “boxeadora y suboficial de la Policía Federal”. Diversas imágenes muestran a una mujer ataviada con uniforme impecable azul marino y una placa distintiva, hace una pistola con la mano, cierra el puño en otras y muestra con orgullo su cinturón verde oro que recientemente le dio el CMB al conquistar el título internacional gallo tras vencer a Yesenia Tovar.

Soltera, a los 20 años ya era licenciada en derecho penal, aunque pronto buscó un nuevo título en la antes Agencia Federal de Investigación (AFI) como policía. A manera de complemento en su carrera como servidora pública, cambió el cinturón negro del Lima Lama de su juventud –y a la edad de 28– por el boxeo:

“Como escolta tenía el compromiso de salvaguardar a la gente y mantenerme en buena condición, así que fui al gimnasio y había box. Me dijeron que tenía buenas cualidades, me invitaron a una pelea y que noqueo. Me agradó y me quedé. Hace siete años era la única licenciada boxeadora vigente. Hoy me da gusto ver que hay más compañeras que se meten a estudiar, otras a un área laboral fuera del box y a veces les es más difícil porque son mamás, ¡no sé cómo le hacen!”. A Irma la conocen en el ring como ‘la policía’ y en la Federal como ‘la boxeadora’. El ritmo no la detiene: “ahora me doy el lujo de estudiar la maestría en Administración Pública”. ORIGEN POPULAR EN DECADENCIA

El doctor en Ciencias Antropológicas por la UAM, Rafael Montesinos, atina: “Aunque vengan de estratos sociales humildes, las boxeadoras le van poniendo fin a la creencia de que ellas igual que ellos ‘no saben nada’ o ‘son iletradas’.

El origen popular del boxeo, afirma, va en decadencia “así como el futbol, hoy cada vez hay más escuelas de ambas disciplinas. Se está haciendo como en Europa, ahí no tocan guitarra, no juegan futbol o basquetbol sin la academia, no hay guitarrista callejero, como quizá pronto no habrá boxeadoras callejeras. ¿Qué pasa?, el boxeo femenil se va imponiendo como algo aceptado, así como las clases medias altas aceptan más tequila y mezcal, hoy se ven obligados a aceptar algo tan popular o salvaje como algo valorizado”.

Otra boxeadora que mientras entona canciones de cuna a su bebé recién nacida (su segunda hija), escucha los consejos de sus asesores para entrar de lleno al máximo tribunal del país como diputada federal por el PAN, es Jaqueline Nava ‘La Princesa Azteca’.

La también arquitecta por la Universidad de Tijuana, se suma a la ya cada vez más larga lista de boxeadoras mexicanas que buscan darle jabs a los estereotipos:

Ana María ‘La Guerrera Torres’ con dos escuelas de boxeo en el Distrito Federal la hace de emprendedora y de Directora Ejecutiva del Comité Femenil del CMB; Arely Muciño estudia su segunda carrera en Ciencias del Deporte (la primera es en derecho y trabaja en el gobierno de su estado), además de poseer dos gimnasios en Nuevo León; Mariana ‘La Barby’ Juárez y su ‘Barby gym’, por ejemplo, siguen la pauta del camino que una pionera del boxeo femenil como Laura Serrano, también licenciada en Derecho por la UNAM, abrió.

De vuelta con el sociólogo por la UAM, Montesinos, se da cuenta del avance en otras palabras: “Aunque las boxeadoras han sido subvaloradas económicamente en relación a lo que le pagan al hombre –ganan entre el uno y dos por ciento de lo que ellos perciben por una pelea–, ya empiezan a tener una función política, son una imagen, van desarrollando poder por el solo hecho de estar presentes en los medios de comunicación, hoy es una tendencia inevitable”.

“Gracias a Dios y a mis promotores yo he podido subsistir cien por ciento del boxeo. Todo lo que tengo materialmente ha salido de ahí, además pago mis gastos personales y los de mi hijo”, confiesa Zulina.

Los tiempos son otros igual que el boxeo femenil. Mientras los expertos aún revisan si la biología del cuerpo femenino le permite o no aguantar peleas de más de diez rounds con duración de tres minutos cada uno, ellas siguen con los guantes puestos y esperan salir en hombros. EL DATO:

Del 27 al de enero se llevará a cabo la segunda convención de Boxeo del CMB en Tijuana. La primera fue en octubre del 2014 en Playa del Carmen y se llamó “José Sulaimán”, donde –entre otros temas-- se habló sobre la prioridad que el Consejo debe dar para presionar a las promotoras y que éstas ofrezcan mejores tratos y sueldos para las boxeadoras. 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×