Cambian el Ángel por estatua de capitán inglés

Después de que la Selección Mexicana Sub-23 logró coronarse Campeón de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, los tricolores se postraron en la estatua de Bobby Moore, defensa histórico de la...
En Guadalajara tampoco podían faltar los festejos.
 En Guadalajara tampoco podían faltar los festejos.  (Foto: Reuters)
Londres, Inglaterra -
  • Los familiares de los jugadores festejaron con la afición mexicana en las faldas de Wembley

Cientos de mexicanos festejaron en las faldas de Wembley. Después de que la Selección Mexicana Sub-23 logró coronarse Campeón de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, los tricolores se postraron en la estatua de Bobby Moore, defensa histórico de la Selección de Inglaterra, para cantar orgullosos el “Rey”. Coreando el “México, México” y “Olé, olé, olé, olé, Campeón, Campeón” se anexaron los familiares de los jugadores, quienes orgullosos por la hazaña que el Tri logró no dejaron de cantar y gritar mientras los aficionados los felicitaban. No circuló el tequila, pero sí hubo desfile de máscaras y trajes típicos entre la afición que preguntaba dónde estaban los brasileños que les iban a ganar. El éxtasis del triunfo era absoluto, los mexicanos en un plan de camaradería extrema se abrazaban sin conocerse, se felicitaban como si ellos hubieran estado en el césped metiendo los goles que hicieron feliz a un país. Los brasileños escaparon rápido de Wembley después de la derrota, aunque algunos se divirtieron viendo el festejo de los mexicanos pues a ellos lo que les encanta es la fiesta. Con “Medallas de Oro” colgadas en el cuello los mexicanos decidieron seguir la fiesta lejos de Wembley y cerca de donde el alcohol circulara con facilidad: en Picadelly.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×