El Villano III, una leyenda de la lucha libre

Iniciamos esta nueva sección en Medio Tiempo llamada Leyendas de la Lucha Libre, donde estaremos presentando a varias de las leyendas que han hecho de este deporte uno de los deportes más...
 El Rey Arturo una de las leyendas de la Lucha Libre.  (Foto: Israel P. Vega)
Ciudad de México -
  • Estará festejando sus 40 años de carrera
  • Reconoce a Atlantis como maestro de la Lucha Libre

-La sesión fotogáfica del Villano III

Iniciamos esta nueva sección en Medio Tiempo llamada Luchadores de Leyenda, donde se presentarán a aquellas personalidades que han hecho de este deporte uno de los más populares en México, y a propósito de sus 40 años, el Villano III funge como nuestro padrino. De familia luchística por tradición, el Villano III estuvo involucrado en el arte de las llaves y contra llaves desde su nacimiento, ya que su padre fue Ray Mendoza, además de que todos sus hermanos también han practicado este deporte. “Yo lo traía muy metido en la sangre, mi padre fue un ícono en la lucha libre, él quiso que nosotros entrenáramos lucha, que no estuviéramos en la calle porque vivíamos en una zona muy difícil. Cuando mi papá se dio cuenta ya estábamos más dentro que afuera, porque nos gustó mucho la lucha olímpica y después la lucha libre”, recordó el Villano. Aunque su padre incitó a que practicaran lucha, no autorizaba que lo hicieran profesionalmente, por lo cual lo hicieron sin autorización. "Primero luchamos a escondidas de mi papá pero después decidimos ya hablar con él para que nos diera permiso, pero él quería que estudiáramos, que no estuviéramos lastimados como él”. Antes de tomar el nombre de Villano III, luchó con otros, como Ray Rosas con el cual inició posteriormente como la Mancha Roja y Búfalo Salvaje. “Cuando mis hermanos vieron que ya tenía el nivel, me ofrecieron el nombre de Villano III, y fue en Naucalpan, donde me enfrenté a muchos luchadores muy fuertes, ahí tuve mi primer trofeo, cuando enfrenté a la Cobra, quien tenía 27 años enmascarado”. La carrera del Villano empezó poco a poco a levantar, visitaba ciudades como Pachuca, Toluca, Puebla y otros lugares de la República, pero el destino tenía agendado para él que formara parte de una de las empresas más recocidas en el ambiente luchístico y que hizo historia en su sede, el Toreo de Cuatro Caminos “El 'Pirata' Moreno me presentó con el señor Francisco Flores, él tuvo problemas con la Empresa Mexicana de Lucha Libre, porque pedía una gente para sus funciones y le mandaban otra, se salió el señor Flores del EMLL y se llevó a todas las estrellas, como el Solitario, Aníbal, Blue Demon, Santo, Mil Máscaras, mi papá y otros más, además nos llevó a los elementos chicos  como el Matemáticos, el Lobo Rubio, Canek, Dos Caras y Yo. "En el Toreo luché con Huracán Ramírez, El Santo, Blue Demon, Black Shadow" “En el Toreo luché con Huracán Ramírez, El Santo, Blue Demon, Black Shadow, después entró la nueva camada, Ángel Blanco, Dr. Wagner, el Solitario, Aníbal, Rayo de Jalisco, Karlof Lagarde,  todos unos señores luchadores, y tenías que sacar todos tus conocimientos porque ellos reprobaban o aprobaban. El “Rey Arturo” recordó sus grandes logros en la empresa, siendo un campeonato su primer trofeo, “el primer gran triunfo que tuve fue el Campeonato Mundial Welter de la WWA, que le gané a Huracán Ramírez, cuando yo era un novato y él era un señorón”. Aunque recuerda con mucho aprecio el encuentro que sostuvo contra uno de los grandes luchadores de Estados Unidos, Pegasus Kid. "Una lucha que me costó bastante trabajo ganar fue con Chris Benoit, que aquí en México fue conocido como Pegasus Kid" “Una lucha que me costó bastante trabajo ganar fue con Chris Benoit, que aquí en México fue conocido como Pegasus Kid, era más joven que yo, tenía mucha fortaleza, no tenía nada de grasa, yo le decía que era el sin cuello porque era un cuello bárbaro. “Pero saqué mis conocimientos que saqué de los gimnasios y ahí fue donde cayó en la trampa, porque lo dejé que se engolosinara y se confiara, que viera que era inferior a él, se confió mucho y sólo así pude ganarle la máscara, porque le aguanté todos los castigos". Posteriormente en internet circuló una entrevista realizada por una revista especializada, donde Benoit mencionó como su maestro al Villano, quien le enseñó de lucha libre mexicana, “para mí fue una sorpresa, porque vi a un muchacho que  tenía todo”. Otro trofeo valioso también fue un campeonato, el cual consiguió por siete ocasiones y lo defendió en innumerables ocasiones. “Fui Campeón Mundial  de Peso Semicompleto de la WWF (WWE),  muchos querían quitarme el Campeonato, lo defendí contra el Solitario, el Ángel Blanco, Sangre Chicana, Owen Hart (Blue Blazer) y otros más, el Perro Aguayo me lo quitó pero lo recuperé”. Durante todos los años de su carrera, tuvo grandes duelos, pero algunos los recuerda más que otros. “Tuve luchas sanguinarias con el Perro Aguayo, primero le quité el Campeonato Mundial Semicompleto y a los 15 días le quité la cabellera, ni él lo creía. Otras rivalidades fue con los Misioneros de la Muerte, rapé a los tres en diferentes épocas, al Signo, al Texano y al Negro Navarro”. Además recordó la histórica rivalidad con los Brazos, la cual terminó con la caída de las máscaras de los hermanos Alvarado. “Tuvimos otra rivalidad con los Brazos que fueron muy memorables los combates, la gente los disfrutaba, yo no, porque eran luchas muy duras”, señaló el Villano. Pese a los grandes triunfos, también han llegado derrotas dolorosas, y el Rey Arturo ha caído en dos ocasiones en más de 200 luchas de apuestas, pero sin duda la que más recuerda fue la primera, donde perdió el combate y su máscara. “Cuando surgió la rivalidad entre Atlantis y yo, surgió de la nada, me presenté luchando técnico, pero de pronto me pusieron de rudo contra Atlantis, se me hizo raro y así empezó la rivalidad. “En el combate máscara contra máscara, la arena estaba a reventar, nunca rehuí al combate, pensé que me llevaría otra máscara a mis vitrinas, pero me sorprendió”. Además no dudó en halagar a su rival de quien reconoció la calidad y disciplina que tiene, al grado de llamarlo maestro de la lucha libre. "Mis respetos para Atlantis, primero porque me ganó la máscara, pero además no considero a ningún otro luchador en la Arena México que sea maestro más que él" “Yo veo que es muy bueno todavía, mis respetos para Atlantis, primero porque me ganó la máscara, pero además no considero a ningún otro luchador en la Arena México que sea maestro más que él, porque no anda hablando, no anda presumiendo a quienes les ganó ni nada por el estilo, es el único maestro, aunque hay ‘maistros’”, bromeó. Aunque no es de presumir sus logros, el Villano hizo un recuento de los éxitos que ha cosechado a lo largo de una gloriosa trayectoria. “En mi lista tengo 140 máscaras y como 100 cabelleras, fui Campeón Semicompleto de WWF, Campeón peso Medio y Welter del Estado de México, Campeón Welter de la UWA, Semicompleto de la de la UWA, Semicompleto Jr. de la UWA, Campeón de Tercias de AAA, de las Américas, de Relevos Atómicos de las Américas, de Trios de la UWA, ¿qué más puedo pedirle a la lucha, si la lucha me ha entregado algo de todo lo que le he dado?”   Desgraciadamente el miembro de la Dinastía Mendoza siente que los nuevos luchadores ya no son como los luchadores de antes. “Las nuevas generaciones ya se adaptaron a un estilo de espectáculo, no de lucha, porque de lucha no veo nada, no estoy hablando como amargado, ya no veo la lucha en la lona, había luchas que no tocábamos ni las cuerdas, había muy pocos vuelos, muy pocos vuelos, ahora son más espectáculo aéreo que lucha”. Además aseguró que la lucha libre tradicional no aburre y que los aficionados saben reconocer la calidad. “Ves luchas cuando ves luchar a Blue Demon contra el Santo o Solar contra el Negro Navarro, les aplauden, pero ahora ya no hay quién enseñe lucha, ya no las practican”. El próximo 5 de Febrero en la Arena López Mateos, se realizará un homenaje a los 40 años de carrera del Villano, por lo cual se presentará una gran cartel con luchadores de la época del Toreo de Cuatro Caminos, donde además los hijos de Arturo Mendoza estarán haciendo una demostración de lucha olímpica. “Mis hijos van a hacer una exhibición de lucha olímpica, representaron a la UNAM en la Prepa 5 y ahora están representando a la GAM, están muy chicos para poderse lanzar a la aventura de la lucha libre, si ellos quieren yo los voy a apoyar, pero por ahorita no”. El Villano cumple 40 años de carrera, mismos donde se ha ganado el aprecio y respeto del público que lo ha apodado como el “Rey Arturo” y gracias a su trabajo se ha convertido en una leyenda de la lucha libre. -La sesión fotogáfica del Villano II

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×