Ídolos del Barrio... La lucha para mí es todo: Rocky Santana

En la lucha libre no sólo hay grandes leyendas con seguidores en todos los lugares de México, también existen luchadores que sin conseguir una fama mayor, se han convertido en gladiadores...
En la lucha libre no sólo hay grandes leyendas con seguidores en todos los lugares de México, también existen luchadores que sin conseguir una fama mayor, se han convertido en gladiadores reconocidos en sus arenas y barrios donde se presentan.
 En la lucha libre no sólo hay grandes leyendas con seguidores en todos los lugares de México, también existen luchadores que sin conseguir una fama mayor, se han convertido en gladiadores reconocidos en sus arenas y barrios donde se presentan.  (Foto: Mr. Reyes)
Tlanepantla, Estado de México -
  • Rocky Santana ha viajado a Centroamérica, Francia, Perú y Japón

- Rocky Santana, ídolo de la López Mateos

En la lucha libre no sólo hay grandes leyendas con seguidores en todos los lugares de México, también existen luchadores que sin conseguir una fama mayor, se han convertido en gladiadores reconocidos en sus arenas y barrios donde se presentan. En Medio Tiempo te presentamos Ídolos del Barrio, una nueva sección donde los luchadores de distintas arenas y empresas que han conseguido el reconocimiento del público tienen su lugar. Como padrino tenemos a Rocky Santana, un gladiador que es Ídolo en la Arena López Mateos de Tlanepantla, en el Estado de México. Uno de los luchadores más veteranos de la lucha libre actual, es Rocky Santana, quien es parte importante en la formación de talentos en la Arena López Mateos. Hijo del Demonio Rojo y siendo parte de una familia con gusto por el deporte en general, el luchador, recuerda sus inicios dentro del cuadrilátero. Con el paso del tiempo se ha convertido en ídolo en la arena donde da clases, logrando ganarse el cariño del público que asiste cada ocho días a la misma. “Comencé a entrenar con el Villano primero que fue el que me pulió. Ya luchando, primero lo hice bajo el nombre del Príncipe Hippie a los 14 años aproximadamente, en mi primer combate terminé muy cansado, pero contento con el desempeño que di”. El Toreo de Cuatro Caminos representó para Santana parte de sus momentos brillantes dentro de los encordados, “ yo empiezo a ir al Toreo de Cuatro Caminos cuando tenía una rivalidad con Dany Boy, ahí hice el trío de los Diabólicos que éramos Bronco, Roy Navarro, aunque él duraría poco entrando Romano García (hoy Mr. Condor)”, comentó Rocky, quien además habló de la lucha extrema que está de moda, pero que muchos atribuyen a la época del Toreo, “la lucha extrema siempre se ha practicado, no nada más en el Toreo sino en las arenas chicas, pero no se tenía los artefactos que hoy se tienen”. A pesar de perder la máscara mientras competía en el Toreo de Cuatro Caminos, el luchador soportó el cambio, llegando nuevamente a la cima, convirtiéndose en Campeón de la UWA, “cuando pierdo la máscara baja un poco mi lugar, pero seguí ahí en el Torneo. Cuando el Texano deja los Misioneros, me dan su lugar y me corone Campeón Internacional de Tríos de la UWA con el Signo y el Negro Navarro, aunque ya el Toreo comenzaba a desmoronarse”. Cuando viajó a Japón, el luchador cambió de nombre debido al parecido que se le adjudicaba con Atsushi Onita, “Onita Santana surge en Japón por mi parecido con Atsushi Onita y en mis primeras luchas me dijeron que tenía que hacer lucha extrema, terminé dándome cuenta que querían que hiciera una copia de él”.   Rocky sigue luchando principalmente en la Arena López Mateos, pero tiene la etapa de instructor, la cual no desentona con su carrera, entrenando que ahora ya son una realidad, “mi etapa de instructor no comienza aquí en la Arena López Mateos, ya lo hacía desde hace un tiempo, uno de los alumnos que tuve, fue Alebrije, quien entrenó aquí en la Arena, además entrené a varios luchadores japoneses”. Finalmente, Rocky Santana, pretende estar siempre en el camino de la lucha libre, ya que para él representa todo en su vida, y considera que es un deporte en constante evolución, “mi vida es tranquila, tengo a mis hijos y a mi esposa, que es la que está detrás de mí sobretodo en esta etapa de madurez, además hago lo que me gusta hacer, amo la lucha libre y no pienso dejarla nunca, como todo me imagino que evolucionará”. - Rocky Santana, ídolo de la López Mateos

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×