El Perro Jr. llegó casi muerto: PGJBC

Las investigaciones de la Procuraduría General de Baja California tras el fallecimiento del Hijo del Perro continúan su curso y el parte médico oficial ya fue entregado y éste señaló como un...
El Perro Jr. llegó casi muerto: PGJBC
Tijuana, Baja California -
  • Un traumatismo de cuello con lesión cervical medular causó el paro cardiorrespiratorio
  • Aseguró que ni con atención inmediata se hubiera evitado la muerte

Las investigaciones de la Procuraduría General de Baja California tras el fallecimiento del Hijo del Perro continúan su curso, y el parte médico oficial ya fue entregado. En él se estableció la causa de muerte como un traumatismo de cuello con lesión cervical medular, lo que provocó el paro respiratorio al luchador.

El Subprocurador de Tijuana, Gilberto Cota Alanis, aseguró que el médico del Hospital del Prado hizo todo lo posible por reanimar al luchador; sin embargo, su estado era crítico cuando llegó al nosocomio.

“Cuando llegó la ambulancia el señor Aguayo ya no tenía ninguna reacción o estimulo cardiorrespiratorio, se hizo una acción para reanimarlo, obviamente no tuvo respuesta, prácticamente llegó muerto”.

Después de la autopsia de ley se determinó que las lesiones que se detectaron y propiciaron el paro cardiorrespiratorio fueron en la zona del cuello, lo que indica que la salida del cuadrilátero después de unas tijeras de Rey Mysterio fue lo que le lastimó la zona.

“Cuando cayó afuera del ring y se levanta, se nota cuando estaba lastimado y viene otro golpe que lo pone en las cuerdas, y se nota que la persona estaba inconsciente. Después los médicos y paramédicos es cuando lo sacan para llevarlo al hospital, donde el médico hizo los protocolos para resucitarlo de un paro cardiorrespiratorio, pero ya no tuvo respuesta.

“Las lesiones fueron en zona de cuello que afectó las cervicales y médula espinal, en la cual por la gravedad fueron lo que causaron la muerte. Fue un traumatismo de cuello con lesión cervical medular”.

A pesar de todo, aseguró que la atención médica no podía salvar la vida de Perro, ya que la lesión era demasiado fuerte como para evitar el deceso.

“Dada la gravedad de la lesión estaba muy delicado, que por mejor atención que hubiera recibido el resultado iba a ser el mismo, era una lesión mortal, fue una especie de desnucamiento, fue un cúmulo de lesiones en la misma zona lo que le causó la muerte”.

La Procuraduría continúa las investigaciones para deslindar responsabilidades en caso de ser necesario, por lo que llamará a declarar a los luchadores y personas presentes en la zona de ringside el pasado 20 de marzo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×