La leyenda vive; Atlantis destapó a La Sombra

En la función estelar por el 82 aniversario del CMLL, el legendario Atlantis conservó intacta su misteriosa identidad ante La Sombra, quien perdió la máscara.
Pensé que iba a caer: Atlantis
Ciudad de México -
  • La legendaria carrera de Atlantis sumó una máscara más

Atlantis consiguió mantener intacta su leyenda y defendió su misterio una vez más. El "Ídolo de los Niños" cerró el 82 Aniversario del CMLL con una máscara más para su colección, la de La Sombra.

Mucha polémica hubo tras el reto entre estos dos gladiadores. Cerca de un mes de rivalidad fue suficiente para que se jugaran las máscaras en La Arena México y, aunque muchos escépticos pensaban que este duelo no se llegaría a realizar en mano a mano, finalmente sucedió.

La Sombra, que tuvo en su esquina a Rush, en todo momento le faltó al respeto a Atlantis (que tuvo el apoyo de Volador) y hasta lo atacó con un cable, incluso Rush golpeó al "Rey de la Atlántida" sin que el réferi hiciera algo. La primera caída se definió por descalificación, por la intervención de Rush, que derivó en que los seconds fueran expulsados.

Cuando La Sombra se dedicó a luchar, logró rendir a su oponente en la segunda caída con el “Brillante Driver”.

El combate se volvió tenso, con constante intercambio de lances, vuelos y castigos. La Sombra demostró que es un experto de lances audaces, mientras que Atlantis contestó con un par de topes suicidas, incluso uno hacia la zona de butacas.

En el centro del ring, los dos luchadores sacaron su mejores armas y resistieron el castigo de sus rivales; el “Brillante Driver” y la Atlántida no fueron suficientes para definir al ganador. El rudo intentó faulear a Atlantis y arrancarle la tapa, pero el "Ícono" lo impidió.

Pese al apoyo insesante de la afición- en mayor medida para el "Símbolo del CMLL"-, ambos gladiadores mostraban las huellas del cansancio.

Rush apareció para salvar a La Sombra cuando era sometido con la Atlántida, dándole unos minutos más de vida a su compañero "Ingobernable"; sin embargo, el final llegó cuando Atlantis aplicó por cuarta vez su castigo más famoso, para arrancarle la rendición a La Sombra y hacer estallar a la gente en jubilo.

La Sombra dijo llamarse Manuel Alfonso Andrade, originario de Gómez Palacio, Durango, México, con 25 años de edad y 11 como luchador.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×