Leyenda del Santo tendría tercera generación

La leyenda de El Santo no se olvida y sigue vigente, gracias al Hijo del Santo, quien está consciente de que el retiro llegará tarde o temprano, por lo que ya prepara a su vástago para que, si así...
 La leyenda de El Santo no se olvida y sigue vigente, gracias al Hijo del Santo, quien está consciente de que el retiro llegará tarde o temprano, por lo que ya prepara a su vástago para que, si así lo desea, porte el nombre y la máscara.
Ciudad de México (Notimex) -
  • El nieto del Santo debutó el año pasado en Londres con el nombre de Tempestad

La leyenda del Santo no se olvida y sigue vigente, gracias al Hijo del Santo, quien está consciente de que el retiro llegará tarde o temprano, por lo que ya prepara a su vástago para que, si así lo desea, porte el nombre y la máscara.

Así como Rodolfo Guzmán Huerta llevó paso a paso a su hijo para darle el nombre, el actual luchador hace lo propio, ilusionado con que su heredero haga su historia, pero también continúe la leyenda de uno de los mejores luchadores de la historia.

“Estoy en pláticas con mi hijo, para ver si ya se siente listo, está estudiando, no hay prisa, quiero llevar las cosas poco a poco y el día que me retire me encantaría que mi hijo pudiera tomar el lugar del Hijo del Santo y seguir la leyenda de su abuelo”, señaló.

El nieto del Santo incluso ya tuvo una presentación como luchador el año pasado en Londres con el nombre de Tempestad, lo hizo en la esquina de los rudos y mostró buenas cosas, refirió su papá, quien dejó en claro que todavía le falta, pero está en el proceso.

“Lo sentí bien, debutó de rudo, obviamente hay que foguearlo, llevarlo poco a poco para cuando sea el momento de que porte la máscara del Santo, sea un luchador al 100 por ciento, bien preparado y que tenga las bases y disciplina que se requiere”.

Aunque el deseo del más pequeño de la dinastía sea presentarse en un cuadrilátero y hacer ahí una carrera deportiva, el hijo del “Enmascarado de Plata” quiere que su vástago termine sus estudios universitarios antes de tomar una decisión.

"De alguna manera estoy haciendo lo mismo por el ejemplo que recibí y por eso es importante que ahora mi hijo siga estudiando en la universidad”, manifestó.

El Santo, cuando se presentó por primera vez con esa máscara, lo hizo en el bando rudo en 1942, antes de debutar a su hijo, que también estuvo en esa esquina algún tiempo, lo llevó poco a poco y éste hace lo mismo con Tempestad, posible continuador de la leyenda.

“Todo lo dirá el tiempo, lo estamos haciendo todo bien, las historias se repiten. Mi padre me llevó poco a poco a mí en diferentes deportes de contacto hasta que finalmente me heredó su máscara”, enfatizó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×