Samira Rached: pasión por el volante

Experta en el manejo de autos Fórmula V-1800, Samira Rached circula por las pistas de los autódromos desde que estaba en el vientre de su madre.
Experta en el manejo de autos Fórmula V-1800, Samira Rached circula por las pistas de los autódromos desde que estaba en el vientre de su madre.
 Experta en el manejo de autos Fórmula V-1800, Samira Rached circula por las pistas de los autódromos desde que estaba en el vientre de su madre.
Ciudad de México -
  • Con casi 40 años de tradición, la familia formó su propio equipo, Rached Motosports

Samira Rached intenta abrir camino y lo hace a máxima velocidad. Experta en el manejo de autos Fórmula V-1800, circula por las pistas de los autódromos desde que estaba en el vientre de su madre Carlota, mientras Raúl, su padre, entrenaba. Hoy es la única mujer en la categoría, pero tiene una ruta a seguir: ser visible y conseguir patrocinadores. Su lucha había empezado mucho antes, a los siete años, cuando la enfermedad llamada Legg Calve Perthes, la llevó de un cirujano a otro y a probar una gran variedad de aparatos ortopédicos para poder caminar.

“Tengo una limitación para doblar mi pierna izquierda, pero no es mucha y no me causa ningún problema a la hora de conducir”, cuenta Samira, quien, además de ser fiel a las cuatro ruedas, también a la medicina alternativa, a la metafísica y a la meditación. Los rastros de su enfermedad infantil tampoco le impiden bailar, emprender, cantar y ejercer diseño gráfico.

“De verdad crecí en los autódromos, siempre me andaba ensuciando porque agarraba las herramientas y me subía a los autos”, especialmente en Guadalajara, donde nació y donde su padre fue campeón en los FVee. La pasión venía de más arriba: su abuelo, José Rached, había iniciado con la tradición en la Ciudad de México durante la época de los hermanos Rodríguez.

“En el carro de calle mi mamá nos ponía al volante a mi hermana y a mí para entretenernos y luego mi papá nos subía en un kart de pedales y nos paseábamos en todo el condominio. Ya a los siete años nos compraron un kart”.

Con casi 40 años de tradición, la familia formó su propio equipo, Rached Motosports, mismo que Samira ha defendido siempre con el 71 en el casco, el número que usaba su padre. La velocidad, dice, “es un calmante algo necesario en mi vida” para esquivar con su monoplaza comentarios como “¿es enserio?, ¡No te creo!, ¿Y sí ganas?”.

Entre sus logros, de hecho, presume haber competido en el cartódromo Óscar Casillas durante un campeonato donde participó Sergio Pérez –poco antes de que éste firmara en F1--. “Me tocó el último hit con él, pero le habían dejado el carro muy atrás. Yo iba en primer lugar. En la última vuelta un auto se trompeó delante de mí, era un colero, no lo pude esquivar y en lo que salí ya no pude seguir en primer lugar pero le llevaba bastante ventaja. Cuando nos bajamos Checo me dijo: ‘no te podía alcanzar’”.

Otros logros empiezan a llegar, aunque con menos velocidad que su auto. Hace poco, gracias a las redes sociales, fue elegida por el equipo norteamericano Team Stange, a quien representó en la Super Copa Telcel. “Solo cubrieron la primera carrera, pero estamos trabajando para lograr el próximo año con ellos”.

En su opinión, el presidente de la F1, Bernie Ecclestone, quien dijo no conocer a que “físicamente sea capaz de conducir un coche F1 de forma rápida” y que tampoco “deberían ser tomadas en serio” es alguien que se equivoca: “No estoy de acuerdo. Por naturaleza, sí, el hombre tiene más fuerza física; sin embargo, creo que las mujeres podemos llegar a desarrollarla. Por supuesto que sí podríamos llegar a manejar un F1 y sé que más de una lo logrará y muy pronto”.

La piloto de ascendencia libanesa, quien ya ha vivido varios choques, sabe que en cada vuelta acaricia el peligro. “Si bien muchas pistas no son las idóneas, no me parece que tengamos un grave problema con la seguridad”, pero es optimista. “Creo que el deporte motor va creciendo y todo se irá ajustando”. Samira Rached sigue la carrera que empezó desde su niñez, no sabe cuál es la meta, pero ella acelera como siempre.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×