Peyton Manning dejó escapar la gloria con una intercepción

Peyton Manning se pasó toda la temporada preparándose para llevarse la corona en el Super Bowl del domingo con un triunfo que seguramente lo habría colocado entre los más grandes quarterbacks en...
Peyton Manning se pasó toda la temporada preparándose para llevarse la corona en el Super Bowl del domingo con un triunfo que seguramente lo habría colocado entre los más grandes quarterbacks en la historia de la NFL.
 Peyton Manning se pasó toda la temporada preparándose para llevarse la corona en el Super Bowl del domingo con un triunfo que seguramente lo habría colocado entre los más grandes quarterbacks en la historia de la NFL.
Miami, Florida -
  • Una intercepción en el momento decisivo, terminó con el sueño de Peyton Manning

Peyton Manning se pasó toda la temporada preparándose para llevarse la corona en el Super Bowl del domingo con un triunfo que seguramente lo habría colocado entre los más grandes quarterbacks en la historia de la NFL. Y en un momento echó todo por la borda.

"Este es el momento para que los Santos celebren. Es su campo y es su Campeonato" Tras ser bloqueado y puesto de asentaderas en el campo, Manning sólo pudo observar cómo Tracy Porter le interceptaba un pase y se escapaba 74 yardas para un touchdown en los últimos minutos del partido para darle a los Saints de Nueva Orleáns el domingo la victoria en el Super Bowl por 31-17 sobre los Colts de Indianápolis. "Este es el momento para que los Santos celebren. Es su campo y es su Campeonato", dijo Manning. Fue un final sorprendente para un partido que parecía determinado para que fuera decidido por el potente brazo derecho de Manning. De alguna manera eso se cumplió. Pues fue decidido por el único balón perdido en un encuentro emocionante de toma y daca. Nadie, seguramente, hubiera llegado a pensar siquiera que el "error del partido" sería cometido por Manning. Incrédulo, allí estaba, sentado en el césped luego de que el ala defensiva Will Smith de los Saints lo derribó cuando intentaba cerrarle el paso a Porter. Manning miró sobre su hombro hacia la zona de touchdown, se soltó el barbiquejo, se levantó y caminó hacia la banca. "Jugamos bien en el primer partido de playoffs, jugamos bien hace dos semanas. Simplemente no hicimos suficientes jugadas de anotación ante los Saints", explicó Manning. Toda la semana, el titular noticioso para el Super Bowl fue: ¿Podría Manning, un niño de Nueva Orleáns, privar a los Saints de un partido que querían desesperadamente ganar para su ciudad? A final de cuentas, Manning sí ayudó a la ciudad donde creció para que conquistara el primer Super Bowl de su historia, no precisamente como hubiera querido. Manning parecía tener todo bajo control hasta que Porter se le anticipó al receptor Reggie Wayne y anotó. Antes, Manning —cuatro veces el Jugador Más Valioso— bailó en la línea de golpeo, colocó a sus compañeros en posición y lanzó pases completos a diestra y siniestra. Los Colts establecieron una marca de la NFL con siete remontadas en el cuarto período en esta temporada y casi seguramente la mayoría esperaba en el Sun Life Stadium que Peyton volviera hacer lo mismo. Con desventaja de 24-17, los Colts buscaban empatar pero Porter se les interpuso y aseguró la victoria con 3:12 minutos por jugarse. Manning terminó el partido con 31 pases completos en 45 envíos para 333 yardas y un touchdown. Se quedó a uno de igualar una marca de pases completos en Super Bowl que impuso Tom Brady y que fue igualado por su rival del día, el quarterback de los Saints, Drew Brees. Sin embargo, el pase que le atrapó un defensivo de los Saints seguramente será el recordado por los aficionados y será también la interceptación que aparecerá en los videos sobre lo más importante que ocurrió en este Super Bowl en los próximos años.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×