Los Saints desfilaron en grande

Carrozas del carnaval con los jugadores de los Saints a bordo, acompañados por los entrenadores y el propietario del equipo, Tom Benson, pasaron el martes frente a decenas de miles de jubilosos...
Carrozas del carnaval con los jugadores de los Saints a bordo, acompañados por los entrenadores y el propietario del equipo, Tom Benson, pasaron el martes frente a decenas de miles de jubilosos aficionados en el centro de Nueva Orleáns.
 Carrozas del carnaval con los jugadores de los Saints a bordo, acompañados por los entrenadores y el propietario del equipo, Tom Benson, pasaron el martes frente a decenas de miles de jubilosos aficionados en el centro de Nueva Orleáns.
Nueva Orleans, EU -
  •  Sólo un desfile por la victoria en el Super Bowl podía opacar al Mardi Gras en Nueva Orleáns

Carrozas del carnaval con los jugadores de los Saints a bordo, acompañados por los entrenadores y el propietario del equipo, Tom Benson, pasaron el martes frente a decenas de miles de jubilosos aficionados en el centro de Nueva Orleáns, dos días después de que la franquicia de 43 años de antigüedad ganara su primer campeonato de la NFL. Los jugadores, vestidos con sus camisetas del equipo en lugar de los tradicionales disfraces y máscaras del carnaval, arrojaron cuentas al público y firmaron autógrafos para multitudes de aficionados que los vitoreaban. Benson gritó "Who Dat!" en un micrófono desde su percha encima de una carroza. El entrenador Sean Payton arrojó besos al tiempo que sostenía el trofeo Lombardi encima de su cabeza. La frase "Who Dat!" es una versión local de "¿quién es ése?", con un dejo de reproche para insinuar quién se atreve a dudar de la entereza de la ciudad y de su equipo. "Esto es más alocado que el Mardi Gras", dijo Frank V. Smith, de 55 años, un residente de Nueva Orleáns de toda la vida, el cual tomaba fotografías de los jugadores desde la parte trasera de una camioneta. "Nunca he visto tanta gente en la calle aquí como esta vez. Esto es hermoso". El desfile, una semana antes del famoso festejo del Mardi Gras (Martes Gordo, en francés) de la ciudad, inició frente a la casa del equipo, el Superdome de Luisiana. Confeti color negro, dorado y blanco caía sobre la multitud y un hombre que vestía una chaqueta de los Saints sostenía un letrero que decía: "¡Feliz Gras Lombardi!" Las carrozas se detuvieron frente a una plataforma en el histórico Gallier Hall, de forma que los funcionarios electos, incluyendo al alcalde Ray Nagin, la senadora Mary Landrieu y el gobernador Bobby Jindal, pudieran brindar en honor del triunfo del equipo por 31-17 sobre los Colts de Indianápolis. "¿Cómo se siente esta noche la nación 'Who Dat'?", gritó el quarterback Drew Brees, el Jugador Más Valioso del Super Bowl, cuando su carroza se detuvo ante la plataforma. "Este brindis es para ustedes. Los amamos y ganamos ese campeonato para ustedes". Diez krewes (sociedades exclusivas que organizan los desfiles) del carnaval prestaron carrozas para que el equipo las ocupara. Más de una decena de bandas musicales se unieron al equipo en su ruta, que pasó a un costado del Barrio Francés y concluyó en el centro de convenciones municipal. Shannon Cobb, de 28 años, de Metairie, dijo que el desfile fue una fiesta con un propósito. "Todo mundo está aquí por una razón: su amor por la ciudad y su amor por los Saints, y para mostrar nuestra gratitud por lo que han hecho por nosotros", afirmó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×