Jugadores de la NFL con opiniones encontradas sobre golpes

Un día después que la liga anunció que suspenderá por golpes ilegales, muchos se preguntan si el deporte que juegan todavía se trata de fútbol americano profesional.
Un día después que la liga anunció que suspenderá por golpes ilegales, muchos se preguntan si el deporte que juegan todavía se trata de fútbol americano profesional.
 Un día después que la liga anunció que suspenderá por golpes ilegales, muchos se preguntan si el deporte que juegan todavía se trata de fútbol americano profesional.
Nueva York, Nueva York -
  • Los jugadores de la NFL empiezan a preguntarse qué está pasando con su deporte

Un día después que la liga anunció que suspenderá por golpes ilegales, muchos se preguntan si el deporte que juegan todavía se trata de fútbol americano profesional. "En unos cinco años vamos a estar jugando fútbol sin golpes", dijo el miércoles el linebacker de los Cowboys, Bradie James. Ray Lewis, astro de los Ravens de Baltimore, piensa de forma similar. "Mi opinión es que juguemos como se debe jugar este deporte, y que pase lo que pase", comentó Lewis, uno de los linebackers más feroces en la historia de la NFL. "Si juegas pensando en esas cosas, el deporte perderá su esencia muy rápido". La NFL impuso el martes grandes multas a tres jugadores —James Harrison de Pittsburgh, Dunta Robinson de Atlanta y Brandon Meriweather de Nueva Inglaterra— por golpes peligrosos y malintencionados en los partidos del fin de semana pasado. Además, la liga advirtió que a partir de este fin de semana, la conducta violenta será motivo de suspensión. "Si miras el golpe de James Harrison, todos esos golpes, cuando los analices en el camerino con la defensiva, vas a recibir elogios", agregó Lewis. "Porque así se supone que se juegue al fútbol americano". Según las reglas, es ilegal cuando los jugadores se lanzan hacia oponentes indefensos, usualmente atacando con la cabeza, incluso si no hay contacto directo con el casco. También es ilegal golpear la cabeza con los hombros y antebrazos. Sin embargo, algunos dicen que, al aumentar las sanciones por estos golpes, la NFL le está restando al juego la violencia que lo ha convertido en el deporte más popular en Estados Unidos. "Todavía habrá grandes choques... seguirá siendo un deporte físico", dijo el entrenador de los Eagles, Andy Reid, quien presenció de cerca el choque entre Robinson y su wide receiver DeSean Jackson el domingo que dejó a ambos jugadores con conmociones cerebrales. "Simplemente tenemos que eliminar (el uso) del casco como un arma". Ciertos jugadores creen que la NFL está pidiendo algo mucho más difícil: un cambio en el estilo de juego. No sorprende, por lo tanto, que los defensores sean los que más critican las nuevas normas. "Están diciendo, 'protegemos la esencia'. No, no es cierto", indicó el cornerback de los Bears, Charles Tillman. "Están arruinando la esencia. Ya ni siquiera es fútbol americano si no se pude golpear".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×