Río de Janeiro 2016, ¿Los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica?

La ausencia de unos Juegos Olímpicos en Sudamérica invitan a pensar que Río de Janeiro 2016 merece ser la sede Olímpica para el 2016.
 La ausencia de unos Juegos Olímpicos en Sudamérica invitan a pensar que Río de Janeiro 2016 merece ser la sede Olímpica para el 2016.
México, D.F -
  • En la larga historia Olímpica que data desde 1896, ninguna ciudad del Cono Sur ha vivido la gloria Olímpica
  • Su inmejorable propuesta turística, cultural, histórica y social, distinguen esta candidatura sobre las demás

La ausencia de unos Juegos Olímpicos en Sudamérica invitan a pensar que Río de Janeiro merece ser la sede Olímpica para el 2016. En la larga historia Olímpica que data desde 1896, ninguna ciudad del Cono Sur ha vivido la gloria Olímpica, convirtiéndose este en el principal argumento con el que la candidatura carioca buscará este 2 de Octubre ganar las elecciones en Copenhague, Dinamarca. Sin duda, Río de Janeiro 2016 es una de las ciudades favoritas para albergar unos Olímpicos. Su inmejorable propuesta turística, cultural, histórica y social, distinguen esta candidatura sobre las demás y es que la esencia brasileña siempre será un atractivo mundial. La alegría de su gente y la fama internacional que carga detrás, hacen de Río un envidiado destino Olímpico, pero las desventajas en este esfuerzo también se hacen presentes. Para muchos, la violencia que proyecta Brasil al exterior, la inseguridad social, los índices de criminalidad y su complicada situación económica, hacen que en el Comité Olímpico Internacional las dudas crezcan de manera inevitable. Ante el compromiso de igualar lo hecho en Beijing, resulta complicado pensar que este país, que sigue en vías de desarrollo, pueda asemejar los recursos tecnológicos y económicos para no defraudar a la opinión pública. Serían unas cosas por otras, ya que la riqueza cultural, social e histórica puede lograr equilibrar la balanza. Sin embargo, y contrario a la lógica, fue Río quien presentó el proyecto más caro de entre las cuatro aspirantes, acorde con el tamaño de esta gran urbe brasileña que supera los seis millones de habitantes. La suma asciende a 13,920 millones de dólares, de los cuales un 72% corresponde al presupuesto destinado a acometer las numerosas obras de infraestructura necesarias, incluyendo las costosas reformas del aeropuerto y el metro. De igual forma, jugarán como factores importantes en la decisión, la presión ejercida por el Presidente Lula y el mismísimo Pelé, que han dejado en claro el enorme interés de esta ciudad sudamericana por darle techo a los Juegos. Son detalles extra deportivos que pueden influir en estas decisiones. También, sus playas, su atractivo mundial y el estilo único de los brasileños serán determinantes que pesarán a la hora de votar, claro, tomando en cuenta que nunca antes unos Olímpicos se han realizado en una ciudad de Sudamérica. Así, Río de Janeiro presenta al mundo una candidatura sumamente interesante, son muchos los que creen que la tierra brasileña albergará los Juegos, aunque la competencia en materia de seguridad, violencia y rezagos sociales pueden terminar con este sueño de tantos años. Aunque de ganar, no dudamos que esta bella ciudad nos regale unos Juegos mágicos e inolvidables.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×