Dennis Rodman encabeza la clase 2011 que va al Salón de la Fama

Dennis Rodman se ganó muchas etiquetas durante su turbulenta carrera en la NBA, pues se trata de uno de los jugadores que crearon caos dentro y fuera de la duela. Pero nunca imaginó verse como...
 Dennis Rodman se ganó muchas etiquetas durante su turbulenta carrera en la NBA, pues se trata de uno de los jugadores que crearon caos dentro y fuera de la duela. Pero nunca imaginó verse como Miembro del Salón de la Fama de la NBA.
Ciudad de México -
  • Le acompaña Chris Mullin, jugador del Dream Team y Tara VanDerveer, coach de Stanford
  • Rodman pensó que su distinción era broma

Dennis Rodman se ganó muchas etiquetas durante su turbulenta carrera en la NBA, pues se trata de uno de los jugadores que crearon caos dentro y fuera de la duela. Pero nunca se imaginó verse como Miembro del Salón de la Fama de la NBA. Rodman encabeza la clase 2011 de jugadores que se integrará al Salón de la Fama del basquetbol estadounidense anunciada este lunes en la ronda final de la NCAA, en un grupo donde también está incluido el integrante del Dream Team, Chris Mullin, y la coach de Stanford, Tara VanDerveer. “Es simplemente irreal”, dijo Rodman. Dicho nombramiento fue de alguna manera inesperado, pues el jugador que fue 2 veces mejor jugador defensivo y cinco veces campeón de la NBA, creyó que sus excentricidades fuera del deporte, que incluían donar un vestido de novia para casarse ó patear a un fotógrafo en el talón, opacarían su gran desempeño en la cancha.

“Miré lo que había sido, y me pareció que nunca lo iba a conseguir”.

Además integran la clase de este año los entrenadores Tex Winter, quien innovó con un triángulo ofensivo, así como Herb Magee (el coach con más triunfos de la NCAA en su historia) ; Artis Gilmore, estrella de la NBA y la ABA; Arvydas Sabonis (oro olímpico, un mundial con URSS y una de las estrellas internacionales más importantes de la historia de la NBA), Teresa Edwars, medallista de oro; el Harlem Globetrotter Reece ‘Goose’ Tatum y Tom ‘Satch’ Sanders de los Celtics, quien logró ocho títulos de la liga.

Cuando fue informado de la distinción la semana pasada, Rodman creyó que era una broma. Él creyó que no había forma de que los votantes podrían dejar de lado su pasado tormentoso y enfocarse en su carrera durante la cual se convirtió en uno de los mejores en las estadísticas de rebotes dentro de la NBA.

“Ellos miraron todo lo negativo de mi pasado y pensaron: ‘Wow, de hecho, él cambió el juego un poco’, dijo Rodman, quien promedió 13.1 rebotes por partido jugando para cinco diferentes equipos. “No era muy buen anotador. No era el mejor atleta, pero era parte de la máquina”, sentenció.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×