Scott Gómez y Raffi Torres, los ‘mexicanos’ de la NHL

El número de jugadores mexicoamericanos jugando en las ligas más importantes de los Estados Unidos es una situación cada vez más conocida y polémica. La más reciente es el sonado caso del...
El número de jugadores mexicoamericanos jugando en las ligas más importantes de los Estados Unidos es una situación cada vez más conocida y polémica.  La más reciente es  el sonado caso del quarterback de los Jets, Mark Sánchez.
 El número de jugadores mexicoamericanos jugando en las ligas más importantes de los Estados Unidos es una situación cada vez más conocida y polémica. La más reciente es el sonado caso del quarterback de los Jets, Mark Sánchez.
Ciudad de México -
  • Scott Gómez nació en Alaska, de padre mexicano y madre colombiana
  • Raffi Torres, de padre mexicano y madre peruana, nació en Toronto

De los cuatro deportes además del futbol  en los que hay una liga profesional en los Estados Unidos (NFL, MLB, NBA y NHL), el hockey sobre hielo es quizás el menos conocido y seguido por los mexicanos.    ara la práctica de actividades en la nieve. Pese a ello, en México, el hockey ha tenido un crecimiento a gran escala en los últimos años, a tal grado que ya se cuenta con una liga semiprofesional. Actualmente en la NHL existen dos jugadores en activo con ascendencia mexicana. Scott Gómez, de los Montreal Canadiens, de padre mexicano y madre colombiana, nacido en Anchorage, Alaska en 1979 y Raffi Torres, canadiense de nacimiento pero de padre mexicano y mamá peruana. Scott Gómez fue el primer jugador con ascendencia latina en haber sido seleccionado por el Draft de la NHL, cuando en 1999 fue seleccionado por los New Jersey Devils. En su primer temporada fue nominado como Novato del Año, ganador del Calder Trophy y Campeón de la Stanley Cup. Su padre, Carlos Gómez llegó a San Diego en 1972 y comenzó a trabajar como albañil. A los pocos años, una oportunidad de trabajo se abrió en Alaska y fue ahí donde conoció a Dalia, colombiana de nacimiento y residente en Nueva York desde años atrás. El hoy jugador de los Canadiens no habla un español fluido pero lo entiende a la perfección y se siente halagado de sus orígenes. “Es algo de lo cual estoy muy orgulloso”, mencionó Scott. “Es un gran honor ser el primer mexicoamericano en jugar para la NHL'. Después de cinco temporadas con los Devils y tras la cancelación de la temporada 2004-2005 de la NHL, Gómez jugó un año con los Alaska Aces de la ECHL, para regresar a la Liga Nacional de Hockey en la temporada 2005-2006 con su antiguo equipo, los Devils. Jugó por dos años más con el equipo de Nueva Jersey hasta que fue transferido a los New York Rangers. Ganador de la medalla de Bronce en el Mundial de Hockey 2004 celebrado en República Checa, Gómez juega desde la temporada 2009-2010 con los Montreal Canadiens, con quienes calificó a los playoffs por segunda temporada consecutiva. El otro ‘mexicano’, Raphael Torres,  nació en Toronto, Canadá el 8 de octubre de 1981 y actualmente juega con los Vancouver Canucks, líderes absolutos de la actual temporada de la NHL.  Juan Torres,  papá de Raffi –como es mejor conocido-,  llegó a Canadá en 1970 proveniente de la Ciudad de México. Como la mayoría de los inmigrantes Juan trabajó en diferentes lugares para buscar el bienestar de su familia como la construcción, la entrega de periódicos y en la planta de General Motors en Ontario. La mamá de Raffi, Anna, es nacida en Lima, Perú pero con ascendencia italiana, griega y serbia. Ella se convirtió en el máximo apoyo del jugador antes de llegar a la NHL, dándole toda la atención necesaria en su infancia y juventud. Cuando la familia de Torres se dio cuenta del talento y las ganas de su hijo para jugar hockey, se acercaron a la Fundación de los Toronto Maple Leafs para pedir apoyo económico.  En más de una ocasión, Raffi se vio discriminado por su ascendencia étnica, situación que lo hizo crecer más como ser humano. Raffi Torres fue seleccionado por los New York Islanders en el Draft del año 2001; sin embargo, su crecimiento en la NHL fue más lento de lo esperado en gran parte debido a las lesiones. Tras estar brincando entre equipos de la NHL y de la AHL, fue hasta el 2003 en que pudo establecerse y tener un buen rendimiento con los Edmonton Oilers. La cancelación de la NHL al año siguiente más que afectarlo fue en beneficio de Torres, y a partir de la temporada 2005-2006 se convirtió en un constante en el equipo canadiense. Otra vez las lesiones lo afectaron al llegar en 2008 a los Columbus Blue Jackets y en 2009 a los Buffalo Sabres. A partir de la actual temporada, Torres juega con los Vancouver Canucks y se convirtió en poco tiempo en un pilar del equipo que arrasó en la Conferencia Oeste de la NHL. El caso de Raffi es extraño para los mexicanos pero normal en un país tan diverso culturalmente como Canadá. El jugador de los Canucks se muestra tan orgulloso de sus orígenes que tiene un tatuaje con el águila azteca en su brazo izquierdo y habla y comprende el español a la perfección. Scott Gómez y Raffi Torres, dos jugadores con historias y destinos diferentes pero portando orgullosamente su sangre mexicana  en la NHL y haciéndonos pensar en tener en un fututo a un jugador de origen completamente mexicano en las filas de algún equipo de la NHL.       

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×