Los inmortales del boxeo mexicano

Julio César Chávez, el púgil mexicano más grande de todos los tiempos, ingresó al Salón de la Fama en Canastota, Nueva York; será inmortalizado y su nombre será inscrito con letras de oro en la...
 Julio César Chávez, el púgil mexicano más grande de todos los tiempos, ingresó al Salón de la Fama en Canastota, Nueva York; será inmortalizado y su nombre será inscrito con letras de oro en la historia del boxeo mundial debido a su impecable estilo
Ciudad de México -
  • Los inmortales del boxeo mexicano
  • Julió César junto a otros diez grandes del boxeo mexicano en el Salón de la Fama Mundial

Julio César Chávez, el púgil mexicano más grande de todos los tiempos, ingresó el 12 de junio del 2011 al Salón de la Fama en Canastota, Nueva York; será inmortalizado y su nombre será inscrito con letras de oro en la historia del boxeo mundial debido a su impecable estilo y técnica en el ring.   25 años de trayectoria en los encordados avalan la carrera de Chávez; no sólo derrotó en el ring a los más grandes pugilistas del momento (Mario Martínez, Edwin Rosario, Meldrick Taylor, Héctor  ‘Macho’ Camacho, etc.), sino que rompió esquemas y en su momento fue el deportista más alabado de México.   El ‘César del boxeo’ es el décimo primer mexicano que entra al Salón de la Fama (Ultiminio Ramos y José ‘Mantequilla’ Napoles son mexicanos pero nacieron en cuba) y compartirá la clase 2011 que ingresa al recinto al lado de Myke Tyson, el ruso Kozta Tszyu (uno de los púgiles que vencieron a Chávez), el referí Joe Cortez y el actor Sylvester Stallone.   Chávez debutó en febrero de 1980, tiene marca de 107-6-2, se mantuvo 90 peleas invicto, hasta que fue derrotado por Frankie Randall el 29 de enero de 1994  por decisión dividida, aplicó 86 nocauts en 633 rounds, para una efectividad de 74.78 por ciento.   La última vez que peleó el gran campeón sonorense en un cuadrilátero fue el 17 de septiembre de 2005, cuando abandonó la pelea en el cuarto round ante el estadounidense Grover Wiley, en el American West Arena, en Phoenix, Arizona.   Con la designación, el legendario JC se unirá en el nicho de los inmortales a sus compatriotas Miguel Canto, Pipino Cuevas, Humberto González, Ricardo López, Rubén Olivares, Carlos Palomino, Vicente Saldívar, Salvador Sánchez, Daniel Zaragoza y Carlos Zárate. Miguel Canto (61-9-4) Fue uno de los mejores púgiles mosca en la historia del boxeo, nacido el 28 de enero de 1948, hizo su debut a los 21 años en la Arena Coliseo por necesidades económicas y perdió por nocaut ante Pedro Carrillo.

Aunque no tuvo grandes dosis de cloroformo en los puños, Canto sí mostro grandes dotes a la defensiva.

El yucateco, quien apenas medía 1.52 metros ganó once combatesen 1971, entre los que  destacaron ante Alberto ‘Costeñito’ Morales y Carlos Urrunaga, etcétera. En 1972 tuvo la oportunidad de disputar el título Mosca de México,  donde ganó por decisión a Rockie García, defendiendo su cinturón de México en cinco ocasiones. Sus retadores fueron Ricardo Delgado, el 20 de mayo de 1972, Tarciso ‘Famosito’ Gómez, a quien noqueó en dos rounds, Lupe Hernández, Manuel ‘Cochul’ Montiel y en su última le dio la revancha al ‘Cochul’ Montiel, padre de Fernando ‘Kochulito’ Montiel, ex Campeón Súper-Mosca de la C.M.B.; Canto volvió a ganarle por decisión. El 27 de abril de 1974 después de vencer al retador de los Mochis, Sinaloa, renunció al cetro para disputar el mundial por segunda vez al nipón Oguma, el 8 de enero de 1975, en Sendal, Japón, ganando por clara decisión.

Canto fue un titán del ring por sus brillantes defensas que hizo en sus trece años en el boxeo profesional con un récord de 74 encuentros, con 61 victorias, nueve derrotas y cuatro empates.

El boxeador yucateco tiene la marca de haber defendido su cetro en 14 ocasiones, donde tuvo un KO y ganó trece decisiones.

José Isidro ‘Pipino’ Cuevas (35-15-0) El Púgil nacido en Santo Tomás de los Plátanos, nació un 27 de diciembre de 1957 y debutó como profesional en 1971 con una derrota ante Al Castro.

‘Pipino’ Ganó el título Mundial Welter de la AMB en 1976 al vencer a Ángel Espada por KO técnico, pelea que es recordada por la gran maestría que enseñó con los puños en el combate.

Después, Cuevas venció al argentino Miguel Ángel Campanino (84-4-4), quien tenía una racha de 32 triunfos consecutivos; ‘Pipino’ sólo necesitó un par de rounds para aplicarle cloroformo.

Cuevas, defendió su corona con éxito en 10 ocasiones de 1976 a 1980. Perdió el título con Thomas Hearns el 2 de agosto de 1980 , quien gracias a su gran alcance y excelente golpeo, mandó a la lona en sólo dos rounds al mexicano.   Perdió en 1983 con Roberto ‘Manos de Piedra’ Durán, siendo una pelea histórica por la riqueza y bravura con la que se enfrentaron ambos púgiles.   Su última victoria como profesional fue en 1979 ante Martín Martínez y decidió  optar por el retiro en 1989.   Humberto’ La Chiquita’ Gonzalez (43-3-0)   La ‘Chiquita’ fue uno de los boxeadores más queridos en México, por el ímpetu y garra que demostraba en el cuadrilátero. Nació el 25 de marzo de 1966 en Ciudad Nezahualcóyolt e hizo su debut de forma profesional el 1 de septiembre de 1984 ante Jorge Ortega, a quien ganó por decisión mayoritaria. Tras el triunfo ante Ortega, González tuvo una racha de 18 victorias de forma consecutivas, todas por la vía del KO. El 25 de junio de 1989, en Chonju, Corea del Sur|, ‘La Chiquita’ venció por decisión mayoritaria a Yul Woo Lee, para ganar el Campeonato de peso Minimosca del CMB, después hizo cinco defensas exitosas, el Humberto fue noqueado por un desconocido Rolando Pascua. Dos años después recuperaría el cetro al vencer a Melchor Cob. Los combates contra Michael Carbajal fue historia escrita a base de puñetazos. Fueron tres, donde  el mexicano ganó dos y el estadounidense se agenció una. El 13 de marzo de 1993, fue el primer combate ante Carbajal, y fue la primera pelea en la categoría de los Mosca donde habría una bolsa millonaria para los participantes. González dominó, pero en el séptimo asalto, una combinación de puñetazos culminado por un gancho de izquierda mandó a la lona al mexicano que le hizo perder el cetro.

Después vinieron dos revanchas, la más importante el 19 de febrero de 1994 en Inglewood; tras doce asaltos Humberto venció a Carbajal por decisión y se convirtió en triple Campeón Mundial, distinción que consiguieran  Muhammad Ali, Carlos De León, Evander Holyfield y Sugar Ray Robinson . Ricardo ‘Finito’ López (51-1-0) El único mexicano invicto de los que están en el Salón de la Fama, Ricardo fue ejemplo de disciplina y constancia en el ring. El ‘Finito’ fue Campeón del tradicional torneo de los ‘Guantes de Oro’ y el 25 de octubre de 1990, noqueó en Tokio, Japón, a Hideyuki Ohashi en cinco asaltos para adjudicarse el cinturón Paja. Ricardo se encuentra entre las grandes leyendas del boxeo mundial; tuvo 21 defensas y dos más con el título de los minimoscas en su poder avalado por la Federación Internacional de Boxeo. El orgullo de Tacubaya ostentó además las diademas del CMB, AMB, OMB y FIB, los cuatro organismos más reconocidos del medio boxístico.

Rubén 'Púas' Olivares (88-13-3) Las manos de Rubén siempre fueron prodigiosas y útiles. Ayudó a su padre a elaborar combustible a base de viruta, trabajo en una tortillería, aprendió a tallar la madera y antes de convertirse en púgil sus dedos producían figuras religiosas y artesanías.

Considerado uno de los mejores en el ring de todos los tiempos; el debut de Olivares fue apenas a los 17 años, donde venció a Freddy García por la vía del cloroformo en el primer asalto. Después tuvo otras 22 peleas ganadas por la vía del nocáut, entre las que figuraron ante  Tony Gallegos, Monito Aguilar y Antonio Leal.

Tras 52 peleas, el ’Púas’ consiguió su primer título mundial el 22 de agosto de 1969 al noquear en el quinto round a Lionel Rose

Defendió el cinturón en tres ocasiones antes de perderlo frente a Chucho Castillo en 1970, por puntos. Volvió a perder frente a Castillo (KO en el decimocuarto asalto) en octubre de ese mismo año, y finalmente le derrotó en abril de 1971, recuperando el título mundial, que ostentó durante un año antes de perderlo definitivamente (en marzo de 1972) ante Rafael Herrera.

 El ‘Púas’ fue Campeón de peso Gallo, Súper Gallo, Pluma y Superpluma. Carlos Palomino (31-4-3) El púgil nacido en San Luis, Río Colorado, no tiene una gran cantidad de peleas, sin embargo, sus movimientos en el ring lograron que se ganara el respeto en el cuadrilatero en la categoríad e los Welter..

Tras se enrolado en la armada norteamericana, hizo su debut en 1972; tuvo cinco triunfos, uno por nocaut; pero fue hasta 1976, cuando derrotó a John Stracey en la Wembley Arena para adjudicarse el cinturón Welter del CMB.

En 1977, Palomino se enfrentó al también mexicano Armando Muñiz, pelea donde se enfrentaron por primera vez dos boxeadores que habían obtenido un grado de estudios. Tras 14 rounds, los jueces habían decretado un empate, sin embargo, Palomino aplicó dos poderosos ataques que mandaron a la lona a Muñiz para retener su cetro Welter, además la pelea ha sido denominada una de las más emocionantes en la historia del boxeo. Vicente Saldivar (37-3-0) Joven impetuoso que dejó su legado boxístico en la categoría de los Ligeros. Tambén ganador de los Guantes de Oro en la categoría de los Gallo, Saldivar hizo su debut en 1961 y sólo tuvo que esperar tres años para ganar el título nacional de los Ligeros, al vencer por la vía del cloroformo a Juan Ramírez en dos rounds.

El 26 de septiembre de 1964, Saldivar sorprendió al mundo al noquear a Sugar Ramos en once asaltos en una sangrienta pelea. Tras ese triunfo hizo ocho defensas consecutivas exitosas.

Saldivar pasó a la historia tras vencer en tres ocasiones a Howard Winstone; la mejor de ellas fue la segunda, que se celebró el 15 de junio de 1967 y es considerada una de las 100 mejores peleas de todos los tiempos en el box. Salvador Sánchez (44-1-1) ‘Sal’ Sánchez, originario de Santiago Tianguistengo fue en un principio luchador, pero Agustín Palacios lo orilló al camino boxístico.

Hizo su debut profesional en 1975 ante Al Gardeno, a quien lo venció en tres rounds por la vía del nocaut. Ganó el cetro Pluma del CMB al noquear en 13 asaltos a Danny ‘Coloradito’ López el 2 de febrero de 1980. Defendió en 10 ocasiones el cetro, pero la pelea ante Wilfredo Gómez fue de antología. El 21 de septiembre de 1981. ‘Sal’ dio una paliza a Gómez, quien era el rey de los peso Gallo en la época y en el octavo asalto le propinó tremendo golpe que mando a la lona al puertorriqueño; es la victoria más grande de un mexicano sobre un púgil  de Puerto Rico en la historia del boxeo. Sánchez falleció en un accidente automovilístico e12 de octubre de 1982. Daniel Zaragoza (55-8-3) Otro orgullo de Tacubaya, Zaragoza era considerado un bulldog en el ring por su ferocidad. y capacidad para soportar golpes provocaron admiración y dejó huella en otros lares, como en Lejano Oriente, donde lo consideraban un guerrero.

Los asiáticos se fascinaban cuando sangraba. Fue en octubre de 1980 cuando Daniel debutó con una victoria ante Ernesto Gutiérrez.

El 29 de febrero de 1988 el ‘Bulldog de Tacubaya’ derrotó a Carlos ‘Cañas’ Zárate en Inglewood California. Zarate tenía la fama de desfigurar los rostros de sus rivales. En 70 peleas, El Cañas registró 66 victorias, 63 por nocaut.

Pero Zaragoza seis años menor que el de Tepito, se impuso en 10 asaltos por la vía rápida contra uno de los noqueadores más temibles en la historia.

El 6 de septiembre de 1996, Daniel enfrentó a un joven Érik Morales quien lo venció por nocaut en el penúltimo episodio. Con 40 años, Zaragoza decidió colgar los guantes. Carlos ‘Cañas’ Zárate (63-4-0) Un guerrero de Tepito. Así lo consideraban sus rivales. Zárate era un púgil que no conocía la piedad, destrozaba con sus puños de acero a quien lo enfrentara.

Hizo su debut en 1970 con un contundente KO ante Luis Castañeda en Cuernavaca. Tras el triunfo, el ‘Cañas’ tuvo una racha de 23 triunfos de forma consecutiva; en esa racha, sólo Al Torres y Antonio Castañeda pasaron del tercer round. El 8 de mayo de 1976, Zárate te convirtió en Campeón Mundial de Peso Gallo tras vencer a Rodolfo Martínez en Los Ángeles. Recibió bolsas millonarias y fue nombrado el mejor peleador del año en 1977, por encima de boxeadores como Muhammad Alí, Rubén Olivares, Roberto Durán y Alexis Argüello. La historia de su caída empezó con una decepción que sufrió en los encordados, cuando –después de defender en 10 ocasiones el cinto–, perdió por nocaut técnico el título mundial gallo ante Lupe Pintor, en 1979.   La última pelea fue ante Daniel Zaragoza cuando tenía 40 años, perdió por KO y decidió retirarse tras la paliza que le propinó el de Tacubaya.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×