El ex representante de Zidane, condenado a cinco años de prisión

El representante francés de jugadores de futbol Alain Migliaccio, que fue agente, entre otros, de Zinedine Zidane, ha sido condenado a cinco años de prisión.
 El representante francés de jugadores de futbol Alain Migliaccio, que fue agente, entre otros, de Zinedine Zidane, ha sido condenado a cinco años de prisión.
Valencia, España (Reuters) -
  • Para eludir los impuestos que afectaban a sus ingresos, el acusado los desvió a Panamá, territorio clasificado como paraíso fiscal

El representante francés de jugadores de futbol Alain Migliaccio, que fue agente, entre otros, de Zinedine Zidane, ha sido condenado a cinco años de prisión y a una multa de 9,2 millones de euros por defraudar 2,5 millones a Hacienda a través de empresas ubicadas en un paraíso fiscal. Según relata una sentencia del Juzgado de lo Penal número 10 de Valencia, Migliaccio, que ejerció también la representación de otras figuras de la Selección Francesa como Laurent Blanc o Joselyn Angloma, se trasladó a España en 1997, y tres años después se instaló en una urbanización de la localidad valenciana de Paterna. Las favorables circunstancias que acunaban el mercado de futbolistas durante esa etapa, gracias a la libre circulación de jugadores europeos propiciada por la "ley Bosman" y el éxito de una generación de futbolistas franceses a los que representaba, dieron un importante impulso a su carrera. De esta forma, con el propósito de eludir los impuestos que afectaban a sus crecientes ingresos, el acusado resolvió desviarlos a la República de Panamá, territorio clasificado como paraíso fiscal. Allí, a través de una empresa especializada, integró su actividad profesional en ISLC, una sociedad pantalla con domicilio fiscal en Londres pero sin sede real. Además, suscribió un acuerdo con la entidad "Coleman International", que junto a ISLC creó una asociación denominada "The Coleman Group", lo que le propició un soporte jurídico para ejercer su actividad. En el entramado que generó, según recalca la sentencia, Migliaccio aparentaba trabajar como agente de la ISLC, de la cual cobraba un sueldo en forma de comisiones por las operaciones que cerraba con éxito. Estas comisiones representaban el 5% real de sus ingresos. El resto, obtenido también mediante su intervención en fichajes y en contratos de derechos de imagen, fue a parar a las cuentas que tenía abiertas en paraísos fiscales, eludiendo así al sistema tributario español. Mediante este procedimiento, el acusado obtuvo unos ingresos de 3,2 millones de euros en el año 2000, de los cuales únicamente declaró 91 mil 561, mientras que en el 2001 obtuvo 2,9 millones y declaró 347 mil 735 euros. El juzgado le ha declarado autor de dos delitos contra la Hacienda Pública, con una pena de dos años y medio de prisión por cada uno de ellos y una multa total de 9,2 millones de euros, debiendo además indemnizar al Ministerio de Hacienda con la cantidad defraudada.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×