El proyecto Duke Nukem Forever podría seguir vivo

El año pasado parecían desvanecerse las posibilidades de ver el esperadísimo Duke Nukem Forever. Pero el juego podría tener esperanzas.
 El año pasado parecían desvanecerse las posibilidades de ver el esperadísimo Duke Nukem Forever. Pero el juego podría tener esperanzas.
  • Ojalá que si vea la luz

El año pasado parecían desvanecerse las posibilidades de ver el esperadísimo Duke Nukem Forever, la secuela del aclamado Duke Nukem: Take-Two demandó a 3D Realms, los desarrolladores del juego, por no poder terminarlo tras 12 años de trabajo. Pero el juego podría tener esperanzas. Duke Nukem Forever se convirtió en el arquetipo del perfeccionismo obsesivo. George Broussard, dueño de 3D Realms y el encargado del proyecto Duke Nukem Forever, pasó más de una década de su vida intentando terminar un solo juego. Allá por 1998 el hombre estaba buscando un buen motor gráfico para la secuela de Duke Nukem; eligió el motor de Quake II; sin embargo, pocos meses después, Epic MegaGames (ahora Epic Games) lanzó la Unreal Engine… adivinaron, Broussard quiso utilizarla y botar todo el avance que tenía, Duke Nukem Forever tenía que ser lo mejor de lo mejor. Es uno de esos casos en los que la expectativa es tan grande que el juego debe estar a la altura o será muy criticado Comenzó así un círculo vicioso: Broussard quería incorporar cada nueva tecnología en la secuela. Si salía un título con ambiente invernal, Duke Nukem Forever debía tener al menos un nivel invernal; si un nuevo motor gráfico le llamaba la atención, debía comprarlo; si un juego nuevo salía con algo que le llamaba la atención, su juego debía tenerlo. Llegó un punto en el que el equipo sólo seguía trabajando para justificar tantos años de esfuerzo y, cuando finalmente Duke Nukem Forever parecía ir por buen camino, se les acabó el dinero y Take-Two los demandó. Todo parecía perdido y los pocos fans que quedaban de la serie vieron su larguísima espera irse al demonio… Hasta que el actor de voz Jon St. John cambió todo en el Music and Games Festival (MAGFest) que se llevó a cabo el pasado primero de enero en Virginia. Algún tipo listo le preguntó sobre Duke Nukem Forever y su respuesta fue: “No tengo permitido hablar sobre ese asunto, señor. No, no, no se decepcionen, lean entre líneas… ¿de qué no puedo hablar?” Para los que no entendieron, el actor quiso decir que tal vez el proyecto Duke Nukem Forever no esté muerto. La franquicia todavía vale mucho dinero, recordemos que Duke Nukem fue el rey de los FPS por algún tiempo. Es uno de esos casos en los que la expectativa es tan grande que el juego debe estar a la altura o será muy criticado. No sé ustedes, pero a mí me da mucha curiosidad un juego que lleva más de una década en desarrollo. Fuente: Atomix

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×