Trinidad recibe al Tri con gran calor y precariedad

El Hasely Crawford Stadium no luce en buenas condiciones para la eliminatoria.
El Hasely Crawford Stadium no se encuentra en las mejores condiciones.
 El Hasely Crawford Stadium no se encuentra en las mejores condiciones.  (Foto: Mediotiempo)
  • La sencillez de la capital trinitaria contrasta con las altas temperaturas y humedad
Puerto España, Trinidad y Tobago -
Trinidad recibe al Tri con gran calor y precariedad

Temperaturas bochornosas, precariedad caribeña, poca expectativa para recibir al Tri y un horizonte que no invita al turismo son los distintivos con los que Trinidad y Tobago recibe a la Selección Mexicana.

Refugiada en un hotel Hilton, en una de las pocas zonas que permiten el lujo en Puerto España, el equipo de Juan Carlos Osorio se encontrará con un estadio que, si tuviera parecido con algún mexicano, sería el de Jaguares de Chiapas.

Los poco más de 20 kilómetros que separan el aeropuerto internacional de Piarco con el centro de Puerto España se recorren sin mayores distracciones: una planta refresquera, algunas bodegas y decenas de casas de endebles materiales que contrastan con las riquezas que llegó a acumular Jack Warner, el expresidente de Concacaf que desde este país saltó a las esferas más altas de la FIFA.

.
.  (Mediotiempo)

Tan altas como las temperaturas en esta ciudad, donde caminar sobre las calles del centro es un auténtico problema por los 35 grados y el 50 por ciento de humedad al mediodía.

Será entonces el intenso calor el primer rival que México deberá superar, más allá de que el partido esté programado para las 19 horas locales (17:00 del centro de México).

El camino al estadio Hasely Crawford, el más grande y con capacidad para 27 mil espectadores, recuerda que no todo es futbol en este país, pues antes de llegar a él se debe rodear el parque Queen’s Park Savannah y cruzar el Queen’s Park Oval, el segundo inmueble con mayor aforo de Trinidad, dedicado al cricket.

Ya en el estadio, donde no hay aficionados que busquen boletos, como tampoco revendedores y mucho menos camisetas de la Selección local, un pequeño letrero señala la entrada principal, misma que no es problema cruzar pues basta anunciarse como mexicano.

Los vestidores y accesos al inmueble no son muy distintos. En algunos casos improvisados, ya con algunos años de uso y lejos de ser considerados de élite, las condiciones que encontrará el Tri simplemente le harán recordar que de esto se trata el Hexagonal de Concacaf.

.
.  (Mediotiempo)
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×