Bofetón de Omar Bravo…

La soberbia y prepotencia de la Directiva de Chivas, o más bien de Jorge Vergara, actuando como ventrílocuo y Néstor de la Torre como el muñeco "Titino", se refleja al momento de aceptar con todas...

La soberbia y prepotencia de la Directiva de Chivas, o más bien de Jorge Vergara, actuando como ventrílocuo y Néstor de la Torre como el muñeco "Titino", se refleja al momento de aceptar con todas sus letras que Omar Bravo les gana la partida y se va al Deportivo La Coruña, negociando desde hace tiempo contra la voluntad de Chivas

No es que quisiera retenerlo el Rebaño como Néstor nos trata de hacer creer, sino que quería hacer un negociote en la venta de Omar en una operación donde el jugador no tuviera ni voz, ni voto. Bravo les gana la partida porque Chivas lo lleva a los límites, presionándolo sin negociar y amenazándolo con congelarlo, sin embargo la habilidad de los representantes le permiten al delantero cerrar el trato unas cuantas horas después de haber terminado su contrato con Chivas. Y para cuando Vergara y sus testaferros reaccionaron ya fue demasiado tarde, pero lo peor son los argumentos que presenta como muñeco de ventrílocuo Néstor de la Torre en su desesperación por defender lo indefendible.

¿PACTO DE CABALLEROS?

México es el único país del planeta en donde los reglamentos de FIFA en la transferencia de jugadores se brincan olímpicamente cuando los jugadores que quedan libres tienen el derecho de negociar con el equipo que más le convenga, sin embargo en nuestro país aquel jugador que queda libre no puede negociar con ningún equipo mexicano en un mal llamado por ellos pacto de caballeros, pero que en realidad es un…

CONTROL ABSOLUTO DEL DUEÑO…

En donde los equipos jamás pierden y por lo tanto, si un jugador está por finalizar su contrato, o se arregla con su propio club, o para pasar a otro equipo tiene que esperar que la negociación sea de equipo a equipo, prácticamente sin el consentimiento del jugador. Esto es terrible, sólo ocurre aquí.

VERGARA Y DE LA TORRE ESTÁN ARDIDOS…

Simplemente porque Omar Bravo ejerce sus derechos, porque habría que recordar las amenazas constantes de todos los testaferros y hasta el propio Jorge Vergara hacia Omar Bravo, buscando solamente la sumisión del jugador, situación que solamente la calidad en la cancha y en la mente ganadora de Omar lo hacen trascendente.

TORRADO, AARÓN GALINDO Y OMAR…

Son tres ejemplos de jugadores mexicanos que en su momento se vieron presionados de esta manera y lograron zafarse de este injusto yugo a los caprichos y a las voluntades de los dueños de los equipos; y conste…

LOS JUGADORES NO SON HERMANITAS DE LA CARIDAD…

Ni mucho menos, aquí en este mismo espacio hemos sostenido que en contraparte no hay castigo para los jugadores fraude, como por ejemplo, el América de la última temporada que en tres semanas juega como los dioses con los mismos jugadores cuando toda la temporada estuvo arrastrando el prestigio del equipo, y sin embargo todos cobraron cada quince días.

GOLPAZO A LA PREPOTENCIA…

Desde Alemania 2006, Omar Bravo tenía la inquietud de jugar en Europa y se le presentaron dos o tres oportunidades, pero Chivas nunca aceptó, porque el negocio no era lo suficientemente atractivo y ahora que iba a finalizar el contrato con Omar lo presionan desde hace muchas semanas, pero como era un jugador necesario terminan por regresarlo a la delantera de Chivas... y Omar aguantando vara.

LAS MENTIROTAS DE NÉSTOR DE LA TORRE…

Y ahora el muñeco de ventrílocuo de Jorge Vergara nos sale con la mentirota de que le ofrecían ocho millones de dólares a Omar para que se quedara, tema del que se acaba de enterar el jugador, unas horas después de firmar con el Deportivo La Coruña. Esto sólo lo hace Néstor de la Torre que alguna vez fue jugador y que hoy se siente la última Coca-Cola del estadio, simplemente porque Jorge Vergara le da órdenes por su celular todos los días. En esta rueda de la fortuna, hoy Néstor está arriba, hasta que su patrón se canse de tanto servilismo. Por lo pronto lo de los ocho millones de dólares es una mentira enorme porque estoy seguro de que si se los hubieran ofrecido a Omar hace unas semanas, las cosas serían diferentes.

Así las cosas pues, este es un cachetadón de Omar Bravo y no sólo a Jorge Vergara y a su muñeco de ventrílocuo, sino a todo el sistema del futbol mexicano, que insisto, es el único que se rige por sus propias reglas… Así de fácil.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas