Hay que aprenderles...

Desde hace muchos años insisto, y seguiré insistiendo, de España venimos y en mucho somos como ellos, y conste a usted le consta, y si no ahí está por escrito las muchas veces que en muchos años...

Desde hace muchos años insisto, y seguiré insistiendo, de España venimos y en mucho somos como ellos, y conste a usted le consta, y si no ahí está por escrito las muchas veces que en muchos años he señalado esto, principalmente cuando los españoles lo han tenido todo para ser grandes y se han quedado en el camino, a España ya se le habían acabado las excusas, que si el árbitro los robó en Japón-Corea, aunque esto es cierto, que si pierden por un gol de último minuto, que si fallan un penalti, que si se resbala el delantero, que si le expulsan sin justicia, que si su mejor jugador está lesionado, que si tantas cosas, finalmente hoy España se quita el chango de la espalda y se mete a la Final con muchísimos méritos, y conste muchas veces tuvieron éstos méritos y más y se quedaron en la orillita, aquí es en donde hay que aprender a quitarnos los changos de la espalda y a decidirnos a no quedarnos con las excusas de nuestro lado.

CONSISTENCIA ES EL NOMBRE DEL JUEGO…

Si vemos el planteamiento de Luis Aragonés el técnico de 69 años, once nietos, y muchos recuerdos, que por cierto se quedarán calientitos hasta que regrese de Turquía y junte a sus nietos alrededor de la chimenea y les platique que llevó a España a donde hace mucho no llegaba tanto que ya casi nadie se acuerda, a la Final de la Copa de Europa.

LA DESESPERACIÓN DEL "NIÑO"…

Lo seguí todo el torneo con los binoculares, es una delicia verlo jugar, el "Niño" Torres está en otras ligas, pero desafortunadamente se ha quedado medio metro atrás o con las ganas de hacerla, porque hasta el día de hoy incluso ha tenido que salir de cambio en todos los partidos, aunque bien visto esto puede ser parte de las muchas cábalas de Luis Arogonés, pero el "Niño" Torres…

NO SE HAYA, COMO LAS MUCHACHAS DE MI PUEBLO…

Y se queda a un ladito y ve como festejan sus compañeros, hasta Daniel Güiza, el que había fallado tanto hasta el penalti contra Italia, que le metió un golazo en un balón maravilloso que le pone Cesc Fábregas y que estaba destinado el "Niño" Torres, lástima para el buen "Niño", hacía diez minutos lo habían sacado de cambio.

Así las cosas pues España está donde merece, pero por primera vez en muchos años hace bueno los pronósticos, trae un equipazo, es un equipazo y lo está demostrando en la cancha y el domingo ante Alemania, todo puede pasar.

Ya se en el párrafo anterior se pudo haber terminado mi columna, pero va un deseo, de España venimos y de España somos, lo he repetido muchas veces, sigamos su ejemplo y con los equipos pequeñines a arrollarlos sin faltarles al respeto con los grandulones a parárseles de frente… Así de fácil.

Opine de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas