¿Entonces qué le falta?

Los voceros y defensores a ultranza del Clásico de Clásicos más comercializado de México y yo diría que hasta del planeta, el Chivas-América, se empeñan en no darle importancia de este nivel a la...

Los voceros y defensores a ultranza del Clásico de Clásicos más comercializado de México y yo diría que hasta del planeta, el Chivas-América, se empeñan en no darle importancia de este nivel a la visita del América a Ciudad Universitaria este domingo, son los mismos que vociferan del llamado Clásico Joven América-Cruz Azul cuyos méritos son indiscutibles, todavía seguimos hablando de la triste declaración de Sabah a cerca del Cruz Azul asustado o con miedos que para el caso es lo mismo, sin embargo, por razones que desconozco, al América-Pumas se empeñan en desconocerle esta jerarquía, cuando lo tiene todo para estar en el grupo de los Clásicos del futbol mexicano junto con los regionales Tigres-Rayados, Chivas-Atlas, el ya mencionado Clásico de Clásicos que hoy se ha convertido en un enorme juguete de mercadotecnia.

EL AMÉRICA ES EL PLATO DE LA DISCORDIA…

Si analizamos tanto los Clásicos establecidos "oficialmente" por la mercadotecnia, voceros y publicidad como los espontáneos, veremos cómo el América es un elemento indispensable, de tal manera que cuando va mal en el torneo, el futbol mexicano es afectado exactamente igual que cuando Chivas no levanta.

AHÍ ESTÁN LOS INGREDIENTES...

La convocatoria es natural y espontánea, la polémica surge solita, el estadio se llena y la transmisión de televisión es un éxito, sin importar la posición en la tabla o el estadio en donde se juega, hay grandes historias y hasta leyendas surgidas en ésta rivalidad, los fanáticos cruzan apuestas, los mismos fanáticos tienen una buena o mala semana dependiendo del resultado, los aficionados de otros equipos voltean a verlos, los villamelones se apuntan y hasta comentan en los cafés, cantinas y reuniones, y el resultado siempre será trascendente.

¡SORPRESA!...

Todos estos ingredientes que son característicos de un Clásico los tiene y a borbotones el Pumas-América, de muchos años a la fecha y si me apuran un poco, prácticamente desde la llegada del equipo de la UNAM a la Primera División del futbol mexicano y si me apuran un poco…

HAY INGREDIENTES EXTRAS...

Los Pumas representan a la UNAM no sólo de nombre, sino de orgullo universitario y esto no ha sido decreto de ningún rector, ni tampoco...

LA CAMPAÑA DE NINGUNA TELEVISORA...

Simplemente, el Patronato que dirigen los destinos de los Pumas de la Universidad se ha mantenido fiel a los principios y fundamentos de nuestra máxima casa de estudios y cada vez que hay un cambio de Directiva la estafeta se pasa y podrá haber algunos cambios en la forma de dirigir al equipo, pero la base y los fundamentos permanecen intactos, estas bases universitarias, chocan de frente con la tradición americanista que nos pone, y por supuesto que se vale, su estilo millonario de administrarse y jugar, y por si fuera poco, su identificación orgullosamente como una parte fundamental de la filosofía Televisa, lo cual pone los ingredientes más que necesarios para que este sea un Clásico.

CUANDO EL AMÉRICA SE NIEGA A SÍ MISMO...

Es entonces cuando llegan los problemas, el América es un estilo, yo diría que hasta de vida y los aficionados americanistas de todos los estratos sociales, culturales, religiosos y lo que usted le ponga, son orgullosamente americanistas, e insisto, orgullosos de pertenecer a Televisa, cuando alguien ha descuidado esta fibra, los mismos aficionados americanistas castigan a su equipo con la indiferencia.

Así las cosas pues, reto a todos los agoreros del Clásico nacional Chivas-América empeñados en hacerlo cada vez más de plástico y mercadológico a que me den su tesis y tire las premisas arriba mencionadas que le dan jerarquía al Pumas-América como un verdadero Clásico, al final de cuentas es igual, se le reconozca o no como Clásico, el Pumas-América es otra cosa... Así de fácil.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas