Necaxa: Traición a la historia…

Necaxa es un ejemplo patético de cómo despedazar una tradición y quizá hasta una leyenda para dejarla en el cajón de los olvidos.

Y conste que esto podría ser algo cultural, estamos acostumbrados a ver lo de ayer y no recordar lo de anteayer, el Necaxa es un ejemplo patético de cómo despedazar una tradición y quizá hasta una leyenda para dejarla en el cajón de los olvidos de alguien, diría que ni siquiera a propósito, sino los embelesados que compran y se cautivan con proyectos nuevos como si lo moderno fuera lo mejor y que a la tradición, la leyenda, la cultura, la tuviéramos que echar a un lado, somos desafortunadamente hijos de una cultura de la rapidez y lo inmediato, pero esto tiene su precio y se cobra fuerte. Le aseguro a usted que la gente cercana al Necaxa, desde lo más alto hasta el utilero, y esto es patético, sólo 9 de cada 10 y esto por dejar alguna opción, no sabe siquiera de donde viene el nombre del Necaxa o si alguna vez "su hoy tristemente llamado Hidrorayos" fue grande, la verdad les vale sombrilla, pero sépanlo enterradores del Necaxa, el Necaxa de verdad tiene su historia y arranca en ese poblado del Estado de Puebla llamado Necaxa, en donde en la época porfiriana se construyó una de las presas, entonces de lo más moderno no sólo de México sino de Latinoamérica, por mucho tiempo abasteció de energía eléctrica cuando ésta era privada, antes de la Compañía de Luz, a una buena parte de aquella región e incluso del Distrito Federal, por supuesto hoy las cosas son diferentes pero Necaxa sigue ahí, he tenido oportunidad de visitarla hasta en tres ocasiones, con su impresionante cuarto de máquinas que aprovecha la caída del agua natural del río llamado Necaxa, esto está entre Tulancingo y Huauchinango, ahí en Necaxa había un grupo de ingenieros que formaron una colonia y ahí practicaban el futbol y lo demás es historia, a mí me gustaría hablar no de aquellos tiempos sino de los tiempos actuales y confrontarlos en forma directa y ahí le va: LA ÉPOCA GLORIOSA DE LOS 11 HERMANOS Y DE HORACIO CASARÍN… Es un época privilegiada que yo no viví y que marcó al primer gran ídolo del futbol mexicano, Horacio Casarín, de esto conozco a través de recortes de periódicos, pero sobretodo de un testigo directo, mi papá, necaxista hasta la médula y seguidor de aquel equipo de Los 11 Hermanos Y Horacio Casarín, ese es parte del legado necaxista. EL FUTBOL MODERNO… En nuestro país se marca a través de los años cuarentas cuando Necaxa, América, Atlante, España y Asturias formaron la primera liga mayor que después se fue expandiendo con el tiempo, este Necaxa de ida y vuelta por ahí desapareció pero regresó en los años cincuentas para ser… UN NECAXA GANADOR Y DE LEYENDA… Recuerdo al Necaxa de los sesentas, fue un equipo al que yo ví siendo muy niño, ese equipo encabezado por Jorge Morelos, Benhumea, Dellacha, Domingo de la Mora, el "Fu" Reynoso, Salazar, el "Pato" Baeza, "Flaco" Noriega, Evaristo, "Chato" Ortiz y Agustín Peniche, por ahí se fueron colocando gente como Majewski, mi cuate Carlos Albert y tantos otros, aquel Necaxa… ERA UN EQUIPO GITANO… Que lo mismo ganaba un partido que perdía otro en forma inexplicable, pero de este equipo gitano surgen muchas leyendas como aquella de… LOS 15 MINUTOS DEL NECAXA… Y este Necaxa tuvo grandes seguidores por sus famosos últimos 15 minutos, algo le pasaba a este Necaxa que jugaba a tope en ese lapso y sacaba partidos y les daba la vuelta, era parte de esta tradición de un equipo maravilloso, aunque aún no sé por qué soy atlantista desde niño habiendo admirado tanto a este equipo del Necaxa, en donde… FUI MASCOTA CON JORGE MORELOS… Mi ídolo, no tuve a un jugador al que siguiera tanto como a Jorge Morelos, éste era un porterazo, tenía presencia, ubicación, valor, personalidad y el día en que mi papá consiguió a través de "Fu" Reynoso que saliera yo como mascota del Necaxa de la mano de Jorge Morelos, les aseguro que ha sido uno de los días más importantes y felices de mi vida, no llegaba ni a ocho años de edad y entonces sentí lo que era pisar una cancha de futbol grande, pero mi corazón seguía y seguirá siendo atlantista. EL TRIUNFO SOBRE EL SANTOS DE PELÉ…

Escucho cualquier cantidad de tonterías, simplemente hay que tirarse un clavado a los libros, no fue un partido amistoso, era un partido de los famosos pentagonales que se dieron en nuestro país en la época de los sesentas y vinieron a México los mejores equipos del continente y algunos europeos, españoles no llegaron desafortunadamente porque no teníamos relaciones diplomáticas con España, pero el Santos de Pelé era el mejor equipo del mundo, acompañaban al Rey gente de la talla de Coutinho, Zito, Dorval, Pepe y otros grandes, era un equipazo, y el Necaxa aquella noche, no estuve ahí, no sé por qué no nos llevó mi papá, el Necaxa le ganó 4 a 3 al Santos de Pelé y este resultado le dió la vuelta al mundo, aquí surgió una gran parte de la leyenda. NO PUDO CON EL CAMPEONÍSIMO… Cierto que aquel Necaxa de los sesentas siempre que enfrentó a las Chivas campeonísimas salían perdiendo, incluso en un Campeón de Campeones en donde una vez más habría que ir a la historia y leerlo bien, ahí sí estuve presente en C.U., en aquel partido en donde Guadalajara le ganó 12-11 en penaltis al Necaxa, siendo el ejecutor de los tiros del Necaxa Evaristo, aquél pelirrojo argentino, y por Chivas Héctor Hernánez, fue un partido inolvidable. LA PRIMERA TRAICIÓN… Los dueños del NECAXA ya no podían con la nómina y lo compraron españoles e hijos de españoles que quisieron revivir estúpidamente la rivalidad de mexicanos y españoles, afortunadamente el club España no compró esto y el Necaxa se convirtió en Atlético Español, que ni fue atlético ni fue español, pasó sin pena ni gloria hasta que Televisa compró la franquicia y lo demás es historia, regresa el Necaxa, no hay público en las tribunas y parece un círculo vicioso. EL NECAXISTA LAPUENTE… Manolo y su formación Jesuita, inició su carrera en Monterrey apoyado en mucho por una recomendación de Don Joaquín Vargas, este gran empresario mexicano de la radio y la tele, y después llegó al Necaxa para quedarse y convertirse en el goleador de este equipo, incluso ostento un título de goleo empatado con Amaury Epaminondas que entonces jugaba para el Toluca, más adelante los éxitos en Puebla le permitieron a Manolo regresar al Necaxa de sus amores y hacer de éste lo que decía su himno: "un equipo ganador", para proyectarse después a la Selección Nacional y lo demás es historia. EL EQUIPO DE LOS NOVENTAS… El futbol de Televisa se manejaba entonces de forma excelente, no amarro navajas pero la prueba es el América y el Necaxa de los noventas, en el Necaxa surgió la figura de equilibrio con Enrique Borja como directivo que supo hacer las cosas, por supuesto la chequera pertenecía a Televisa y el equipo perdía mucho dinero, aún así trajeron a grandes figuras, el ídolo de aquel Necaxa y el referente sigue siendo Alex Aguinaga, a tal grado que cuando Necaxa gana su último título se hablaba de que Alex Aguinaga iría al América y el entonces Presidente Ernesto Zedillo le pidió públicamente a Alejandro Burillo no vender a Aguinaga y ahí se detuvo aquella operación. NEGOCIOS SON NEGOCIOS… Y el Necaxa, al que no lo iba a ver nadie, se fue a Aguascalientes en la historia que todos conocemos, en una triste asociación con el Gobierno del Estado privilegiando la parte económica, construyendo un estadio maravilloso en donde seguramente mucha gente salió beneficiada económicamente, los terrenos de la Casa Club, en fin, Justino Compeán supo llevar a un equilibrio al equipo aunque sin pena ni gloria, vendría Javier Pérez Teuffer que sale por presión del Gobierno Estatal entregando el equipo a amigotes y familiares del Gober Reynoso, ahí comenzaron las tonterías, los cambios de directivos improvisados, a un altísimo costo. Ya cuando Televisa recupera la administración del equipo, la situación era desesperada trayendo a jugadores que nunca se comprometieron, aquí es en donde la identidad les hizo mucha falta. A final de cuentas el Necaxa está en la Segunda División o en el infierno, pomposamente llamada Primera 'A', pero lo que es triste es encontrarnos de frente con que es un equipo de Aguascalientes que no tienen idea ni de dónde viene su nombre y que la tradición más grande que ha tenido el Necaxa, es querer borrar su propia historia, esto es auténticamente "kafkiano", es devorarse a sí mismo y si el Necaxa está en el infierno, mucho de esta circunstancia se da en que los jilgueros, promotores, mercadólogos, los que inventan tantas cosas, los rateros, los hampones, los amigotes del gobernador y todo esto que le menciono se da simple y sencillamente por querer borrar una historia que ahí está, éstos que portaron la camiseta en las últimas temporadas son una vergüenza, pero desafortunadamente una realidad… Así de fácil.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas