Historia del Hexagonal…

Sin duda este 2009 fue un año de contrastes y no hay nada más que pueda ejemplificarlo que la historia del Hexagonal Final para calificar al Mundial.

Sin duda este 2009 fue un año de contrastes y no hay nada más que pueda ejemplificarlo que la historia del Hexagonal Final para calificar al Mundial. Habría que recordar muchas cosas, desde el proceso que comenzó el "Pichichi", a veces Hugo Sánchez es su principal amigo y en muchas otras su principal enemigo, "¡Yo no me equivoco!", alguna vez dijo Hugo, "y si no estamos para ganar el Mundial, hablan conmigo, tengan mi número", muchas cosas hizo el "Pichichi" que después fue como escupir al cielo, le pegó a los naturalizados, le pegó a todo lo que oliera a La Volpe, y naturalmente llegó con el listón muy alto, la humildad es un tema que no está en su diccionario, y perdimos tiempo muy valioso, en la salida del "Bigotón" y la llegada de Hugo Sánchez.   A LA SALIDA DE HUGO… Cuando el equipo no iba ni para atrás ni para delante, cuando ya nadie creía en su verbo, cuando ya estaban cansados los jugadores de ver desde el autobús todos los goles del "Pichichi", o en el vestidor cuando se agotó el discurso, cuando todos sabíamos que el Profesor EGEA era el que ponía, decía, hacía, y Hugo era como su vocero, esa es la realidad, vienen los problemas, nos estalla el cuetón en las manos, viene la primera fase Eliminatoria que pasamos de lágrima y aparece febrero, tenemos que enfrentar a Eestados Unidos en Columbus.   Y LLEGA SVEN-GÖRAN ERIKSSON… Con muchas credenciales, es un hombre que ha ganado casi 20 títulos en Europa, que ha dirigido a Suecia e Inglaterra, un gran triunfador, con un contrato archirrequetemillonario, que debería cambiar en teoría la mentalidad y la forma de hacer de muchas cosas, muchos pensaron que era como el segundo Menotti, y otros como que llegaba el Mesías, la realidad es muy diferente, creo que Eriksson vivió de sus resultados y le faltó algo que en México, y perdónenme la expresión, le llamamos "huevos", eso le faltó al señor Eriksson, le faltó presencia, imponerse, porque él pensó seguramente, y así lo llegué a entender en las pocas pláticas que tuve con él, daba por hecho que el futbolista mexicano tenía muchos atributos que no tenía y en cambio ignoró otros que sí tenía. ASÍ QUE LLEGAMOS A COLUMBUS… Aquella fría tarde, recuerdo bien que incluso hubo un pequeño tornado que se convirtió en grande una hora antes del partido, hacía mucho frío, estábamos saliendo del invierno americano, por eso nos llevaron ahí, la ciudad y la gente fría, y por ahí se juntaron muchos mexicanos que venían de todos lados como siempre ocurre, sobre todo en la ciudad de Chicago, el ambiente estaba para que el equipo mexicano hiciera algo bueno, que para nosotros era ganar, la alineación de Sven-Göran Eriksson estaba secuestrada por Nery Castillo, si se jugaba con Nery era de una manera y otra sin él, a los pocos minutos del partido Nery se lesiona y había que jugar de otra manera, por ahí nos cae un gol en un descuido, como siempre nos ocurre frente a los gringos y luego cuando vamos por otro y la pelota no entra, Rafa Márquez pierde la cabeza y lo expulsan, el segundo gol es ya solamente para la estadística, a final de cuentas nos ganan los gringos 2-0 y nos aprietan en el arranque. EL SIGUIENTE PARTIDO SE DA EN LA CIUDAD DE MÉXICO… Y tenemos la fortuna de ganar sin jugar bien 2-0 a Costa Rica, no hubo ni siquiera festejo, sabíamos que el equipo mexicano no estaba funcionando y no se daban las cosas, ni en los amistosos, ni en éstos, después fuimos a San Pedro Sula y fue la debacle, los hondureños desnudan las carencias de México, recuerdo bien haber llegado a San Pedro Sula con un par de días de anticipación, la gente muy hostil, llegamos al hotel y desde salir del hotel, los taxistas, la gente por la calle era hostil hacia nosotros, y ya no digo cuando llegó la Selección Mexicana, ya sabíamos que de eso se trataba, el hotel prácticamente blindado precisamente para evitar alguna agresión, cuando llegamos al estadio la gente mucho más hostil, recuerdo un pasaje de lo más fuerte que me ha ocurrido en mis viajes con la Selección Mexicana, estaba sentado en mi lugar que tuve prácticamente a bofetones, me tuve que parar porque no se podía ver, había sobrecupo en el estadio y un tipo atrás de mí en una cabina de radio me pega un zape, me volteo, nos peleamos, nos hacemos de palabras, él al aire, la gente lo estaba oyendo y de pronto me encuentro rodeado como de 20 fanáticos que me empezaron a aventar de todo, afortunadamente llegó un policía y me llevó prácticamente preso o detenido, me colocó en un lugar en donde ya las cosas se manejaron a su nivel, había mucha animadversión contra el periodismo mexicano, concretamente contraataques cobardes de David Faitelson, que así cobardemente los decía desde Estados Unidos, y esto tanto en Honduras como en El Salvador generó muchísima animadversión, ojalá hubiera ido David a dar la cara como hombre, y no ponernos a la gente en contra y cantarnos estas cosas, pero al final futbolísticamente hablando, Honduras nos gana 3-1 y ahora se agota todo el tema de Eriksson, estamos entonces en un punto difícil, estábamos fuera de la calificación del Mundial, nos queda por ahí el partido contra El Salvador y la visita de Trinidad y Tobago a casa. VIENE EL CAMBIO… Aparece Javier Aguirre, habría que recordar que a Javier Aguirre se le ofreció la Selección en enero, no la aceptó porque estaba jugando la Champions, pero ahora sí, llega Javier Aguirre y en El Salvador, a pesar de que el equipo cambia la cara, a pesar de que regresa Cuauhtémoc Blanco, a pesar de que deja de lado a Sinha, Leandro, a Oswado y a muchos jugadores que Javier pues simplemente no estaba convencido, trae al "Conejo" Pérez que fue la gran sorpresa y que era como su portero de confianza, trae a la gente que él conoce y perdemos 2-1 en El Salvador, con un gran partido de Cuauhtémoc, en medio de una lluvia torrencial y ahí toca fondo la Selección Mexicana, viene entonces el partido en casa contra Trinidad y Tobago cuatro días después, ganamos sin convencer 2-1 y ahí cuando menos el equipo mexicano obtiene tres puntos. Y VIENE ALGO ASÍ COMO EL RECREO… Como el medio tiempo, cuando Costa Rica estaba en lo más alto de la clasificación, viene la Confederaciones, y el equipo mexicano se va a la Copa de Oro en una concentración larguísima que trae sus beneficios, yo diría que es el "punto de quiebre" del equipo mexicano, es la victoria sobre Costa Rica en Chicago en la Semifinal en donde se domina el partido, se domina a los ticos que eran los líderes del Hexagonal, y los ticos salen muy ensoberbecidos diciendo que este torneo no les importaba, Javier Aguirre va por el partido que ganamos en pénaltis y al siguiente domingo viene…   EL GRAN RESULTADO… El 5-0 y ahí nos quitamos el "Chango de la espalda", ahí fue el festejo de 70 mil mexicanos burlándose de los gringos que siempre nos habían ganado, y en medio de ese festejo de ganar la Copa de Oro a los gringos aparecen los amargados de siempre con sus voces aquí en México, con sus plumas y sus periódicos diciendo: lo que pasa es que los gringos no estaban completos, bueno, unos días después... VIENE LA FECHA MÁGICA… Javier había dicho: "a mí lo que me interesa es el 12 de agosto", y ese día en la Ciudad de México le ganamos a los gringos completos 2-1 y la Selección Mexicana completa, porque también nosotros teníamos audiencias de los europeos que no estuvieron en la Copa de Oro, esos dos triunfos consecutivos a los gringos son los que nos levantan la moral nos vuelven el alma al cuerpo y ya el equipo jugaba a algo, ya tenía un sentido del futbol y de la forma de hacerlo, y apareció inspirado Cuauhtémoc Blanco, después de que se había retirado con Eriksson, por cuestiones de no entenderse con el técnico y por pecadillos veniales que se convirtieron en mortales al hablar del alcohol y de las desveladas, el Cuau se pone las pilas y hace ese gran partido contra los Estados Unidos, le damos la vuelta, más adelante iríamos a San José de Costa Rica esto fue maravilloso porque el equipo mexicano no solamente ganó, sino ganó de tal manera que faltando 30 minutos para terminar el partido los ticos abandonaron el estadio, algo así como abandonar la plaza. YA LA ELIMINATORIA ERA NUESTRA… Después el triunfo de 1-0 ante Honduras, que vino a México a echar el camión para atrás, estos mismos hondureños que nos gritaron e insultaron allá en San Pedro Sula vinieron auténticamente a defenderse y un pénalti abrió el ostión, provocado por Giovani y que cobra Cuauhtémoc Blanco con toda la responsabilidad que eso significaba. Ahí la Eliminatoria era nuestra porque después le metemos 4-1 a El Salvador, ese partido si usted lo recuerda ya sabíamos que lo íbamos a ganar, pero no sabíamos por cuántos y lo del empate en Trinidad y Tobago fue para la estadística. Fue auténticamente una Eliminatoria de contrastes, empezamos muy mal y terminamos partiendo caña, que pasamos en segundo lugar por la diferencia de goles, eso es lo de menos, estamos al nivel de los gringos y eso es lo más importante, que si los gringos son el primer lugar, le ganamos dos partidos consecutivos a los gringos y eso nos catapultó a la Copa del Mundo, hoy estamos en el sitio que era nuestro y que ya recuperamos… Así de fácil.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas