Lo primero es lo primero…

Después de muchos años, el "Vasco" Aguirre ha roto con los esquemas que nos dijeron siempre, que de los partidos amistosos lo importante es el desempeño del equipo, cómo se mueven...

Después de muchos años, el "Vasco" Aguirre ha roto con los esquemas que nos dijeron siempre, que de los partidos amistosos lo importante es el desempeño del equipo, cómo se mueven, cómo hacen los cambios, si bordan el tru-tru, si salen a la derecha o a la izquierda, dejando como en un quinto lugar el resultado, situación que manda un mensaje claro al jugador, en el sentido de quitarle la responsabilidad del triunfo y sin duda una apuesta a la mediocridad, tema que vivimos desafortunadamente en forma dramática en la época de Hugo Sánchez, que se empeño en justificar la falta de gol de aquella Selección Olímpica a la que tuvo 40 días para preparar, en los cinco o seis partidos de exhibición, no metíamos un gol ni al arco iris, y el "Pichichi" decía que lo importante era el accionar del equipo, contra esto aparece hoy la realidad del Tri de mi corazón, que sin importar el rival que tendía enfrente sale a buscar el resultado, con un estilo propio de juego y con una personalidad que hacia mucho no le veíamos, el buen Sven-Göran Eriksson, intentó poner su sello personal, de ganador europeo, pero se topó con pared al no conocer, ni reconocer que no conocía, nuestra idiosincrasia y estilo personal de vivir en este país, que desde la óptica europea, llaman tropical. VALEN LAS COMPARACIONES… Con lo que hemos visto en estos dos partidos de preparación del Tri, ante el malísimo Bolivia y el muy rudimentario Nueva Zelanda, tema que pasa más por los promotores ávidos de hincharse de billete y traer equipos baratos, que por la parte deportiva que va desde Néstor de la Torre hacia abajo en la FMF, sin embargo esto no es culpa del tema deportivo, y los muchachos del "Vasco" han salido a rifarse el físico y romperse la cara en busca de un lugar en la privilegiada lista de 23 que viajará a Sudáfrica, de los dos partidos por su puesto… ME QUEDO CON EL RESULTADO… Lo primero es lo primero, me decía César Luis Menotti en alguna ocasión, "La costumbre de ganar, sólo se obtiene ganando", y esto es fácil de entender, aunque parezca irónico, y con la personalidad mostrada por el equipo en su conjunto, ya entendiendo que un estilo de juego va mucho más allá de lo que cada uno de ellos se empeñe en hacer en lo personal, me gustó la forma en que Rafa Márquez se impuso como líder del grupo y su apoyo a Jonathan, así como… EL LIDERAZGO MADURO… De Cuauhtémoc Blanco, que por cierto, tiene que trabajar horas extras para recuperar la forma y el fondo físico, que en las Hamacas de Veracruz está dejando y esto nos preocupa, afortunadamente vendrá el tiempo largo de concentración y esperemos que ahí recuperé lo que le alcance de fondo físico, porque su calidad, estilo, visión de campo y madurez, son un strike cantado para el Tri de mi corazón. Así las cosas pues, europeos, jóvenes, veteranos, todos juntos, por fin se ven con un sólo objetivo, el éxito del Tri, hasta donde nos alcance… Así de fácil.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas