Un 'Vasco expiatorio'...

Después de leer y releer los argumentos con los que Javier Aguirre se despide como técnico de la Selección Mexicana de Futbol, no me cabe duda que al asumir la responsabilidad total y absoluta...

Sandton, Sudáfrica.- Después de leer y releer los argumentos con los que Javier Aguirre se despide como técnico de la Selección Mexicana de Futbol, no me cabe duda que al asumir la responsabilidad total y absoluta, un pacto seguramente y muy de común acuerdo con los directivos que tanto lo apoyaron y ensalzaron, se ha convertido más que en un "chivo expiatorio" en un "Vasco expiatorio". SUS PALABRAS SON CLARAS... Está muy claro, "la cabeza visible o el responsable máximo soy yo. Creo que tengo que dejar el cargo, es lo más honesto, es lo más juicioso y es lo obligado", fueron las palabras de Javir con las que cerró su segundo ciclo al frente del Tri de mi corazón en condiciones muy parecidas cayendo en el cuarto partido y sin alcanzar el objetivo final que era justamente jugar el quinto encuentro, sin embargo... NO NOS HAGAMOS BOLAS... Habría que recordar, para todos aquellos de mente corta o para los intereses enormes que están detrás del Tri con todo ese aparato publicitario, mercadológico, televisivo, mediático que no admite errores ni críticas, que Javier fue llamado como el bombero espectacular y entonces se convirtió en algo así como... UN HÉROE NACIONAL... A tal grado que fue incluso parte fundamental de campañas mediáticas tanto dentro como fuera del futbol. Y si no, ahí está la última que comienza en el Ángel de la Independencia y termina no sé por dónde. Al final del camino subimos a Javier Aguirre en un "superpedestal" más alto que el Ángel de la Independencia. Hoy, los intereses creados alrededor del aparato FEMEXFUT-televisoras-mercadotecnia lo quieren derribar de un solo trancazo, insisto, no nos hagamos bolas. A JAVIER LO LLAMAMOS COMO EL GRAN BOMBERO... Y él aceptó, por supuesto con un buen cañonazo de billetes similares a los que se llevó el señor Sven-Göran Eriksson, falta más. Esto mucho más que merecido y mucho más desquitado de lo que se llevó el señor Eriksson que solamente nos puso en predicamentos. Javier Aguirre tomó al equipo en condiciones más que críticas, cuando estábamos eliminados en la CONCACAF y no había ya ningún margen de error. Así, el "Vasco" le dio la "vuelta a la tortilla", les regresó a los jugadores, no solamente a los que están en el Tri, sino a los que aspiraban a llegar a él, la confianza, la esperanza y sobre todo, el orgullo de portar la camiseta nacional. Se ganó la Copa Oro con un marcador de 5-0 a Estados Unidos y para los amargadones que decían que los gringos no estaban completos, unas semanas después ya con cuadro completo, se les ganó en el Azteca y calificamos en forma brillante en esa segunda vuelta al Mundial. Llegamos aquí y lo demás es historia, nos quedamos cortos. NO FUE UN FRACASO... Sin duda, la actuación del Tri en esta Copa del Mundo. Pero sí fue una actuación decepcionante, triste, porque venir al Mundial solamente a cumplir con una actuación discreta, así como pasando desapercibidos con algunos aplausos tibios por parte de los críticos que decían que jugábamos un buen futbol y ya, siendo los amigos de todos y los rivales de nadie, pues simple y sencillamente nos sentimos incómodos y no nos gusta esto. Quizá ésta sea la base de la decepción de tanta gente después del partido ante Uruguay que se convinó con una derrota estrepitosa ante Argentina, porque el "Vasco", aquí sí es su pecado más grande, no supo imbuirles del espíritu ganador importante después de que el árbitro nos había "acuchillado". No supo explicarles que aquí había que ganarle a la camiseta de Argentina, a los 11 rivales y al árbitro y después reclamar lo que fuera. EL ESPÍRITU DEL TRI SE CAYÓ A PEDACITOS... Y no hubo forma que el "Vasco" los levantara en esos 20 minutos fatales del primer tiempo y en el descanso tampoco pudo hacerlo, ahí es en donde yo en lo particular señalo el gran pecado del "Vasco", pero hasta ahí. LOS GRANDES INTERESES DE LA TELE, LA FEMEXFUT Y LA MERCADOTECNIA...

Una vez más el aparato que maneja nuestro fut, los dueños del balón, la FEMEXFUT, las televisoras, sus voceros y sus jilgueros voltean toda su ofensiva mediática sobre una sola cabeza, en este caso la de Javier Aguirrre. Es increíble que hace un año le pusiéramos un pedestal y lo deificamos más alto incluso que el Ángel de la Independencia, porque hasta en esta última campaña en pro de los buenos valores en México se la entregamos al "Vasco". Hoy estos mismos intereses son los que de un solo golpe lo quieren derribar. PERO EL "VASCO" ES CÓMPLICE... Los intereses creados en el futbol mexicano son enormes, la falta de visión para crear un sistema sólido de desarrollo de jugadores, que en el corto plazo no compensa y entonces es más fácil traer jugadores mediáticos del extranjero para los puestos clave y después se pagan las facturas cuando no tenemos el talento y hay que buscarlo hasta por debajo de las piedras, pero en fin, el "Vasco" sabe la realidad, él formó parte de este sistema, él es cómplice de todos estos intereses extra futbol y hoy... PAGA LA FACTURA... Su sueldo bien ganado es parte de todo el paquete, pero no es el único culpable de esta decepción, que por cierto, está lejos de ser un fracaso. Una vez más son los intereses extra futbol los que le ganan a la cancha y me sigo preguntando, a LOS dueños del balón, al propio Emilio Azcárraga y sus consejeros, no se dan cuenta que con un Tri ganador ustedes ganarían más, los equipos ganarían más, la mercadotecnia sería mayor con un sistema limpio de desarrollo de futbolistas, apoyo a las nuevas generaciones, reducción de plazas de extranjeros, menos manoseo, más dedicación a la cancha, más fomento deportivo, les aseguro que todos saldrían ganado, pero en fin. Así las cosas pues, hoy una vez más encontramos un "chivo expiatorio! en este caso es el "Vasco" Aguirre que insisto, también es parte del sistema... Así de fácil.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas