¿Todos somos Chivas?

No entiendo esa maldita costumbre que nos contagian de fuera, esa de ir en contra del equipo rival o el rival más odiado, y esto lo pondría entre comillas. Incluso en momentos críticos o de alegría

No entiendo esa maldita costumbre que nos contagian de fuera, esa de ir en contra del equipo rival o el rival más odiado, y esto lo pondría entre comillas. Incluso en  momentos críticos o extremos, ya  no digo sólo de alegría, sino de tristeza o tensión. En este caso, en momentos de alegría como el que viven las Chivas rayadas del Guadalajara   EL FUTBOL MEXICANO ES PRIMERO Y esto va por encima de aquellos que dicen ser tan americanistas que quisieran ver al Guadalajara goleado de 18 goles para arriba en la Final de la Copa Santander Libertadores por su rival brasileño. Esto es realmente insensato. Yo diría que es hasta enfermizo, es ser muy copiones, porque eso de ser rivales lo vivimos en nuestro país en una forma muy particular.

Nuestra rivalidad  América-Chivas o Tigres- Monterrey, o Guadalajara-Atlas, o Pumas-América es fuerte sin duda, pero afortunadamente no rebasa los límites, excepto en algunos casos por supuesto, de odio, animadversión, incluso agresión, como ocurre por ejemplo… Y MUY TRISTEMENTE... Entre River y Boca, Independiente y San Lorenzo o en algunos otros países . Yo aquí dejaría afuera el tema del Real Madrid-Barcelona, porque siendo incluso rivales en todo el sentido de la palabra, al final de cuentas gana el orgullo hispano… CHIVA POR UN DÍA…

Así me he sentido en las Semifinales y en los partidos que ha jugado el Guadalajara, y me da mucho orgullo ver a Chivas alcanzar los niveles de futbol y de resultados necesarios para estar en un lugar en donde la U de Chile nunca pudo colocarse. Es real el hecho que uno de los equipos más importantes en Chile y en Sudamérica haya sido borrado por Chivas en el Estadio Nacional de Chile y les hayan roto el sueño de llegar por primera vez a una Final de la Santander Libertadores. Esto es un tema que poco se ha visto pero es real, a tal grado que quienes tuvimos oportunidad de ver el partido (yo lo estuve zapeando entre los argentinos y mis buenos amigos Raúl Orvañanos y Santiago Puente) los argentinos parecieron estar de luto, justificaban o trataban de entender o de explicar cada vez que se equivocaba la U de Chile y al final del partido no supieron ni siquiera entrevistar a José Luis Real (ahora sí que es real) pero el Guadalajara sacó la casta y ahí está. HAY QUE VER EL NIVEL DEL FUTBOL MEXICANO

Cuando Pachuca ganó la Copa Sudamericana, a mí en lo particular me dio mucho gusto y orgullo, mire usted que no soy ni del Pachuca ni de las Chivas, mi atlantismo me lo impide, pero me dio mucho orgullo saber que un equipo mexicano ganaba un torneo sudamericano de esa magnitud. Sin embargo, Pachuca lo hizo con seis extranjeros y hay que reconocerlo porque el reglamento lo permite, el cuadro hidalguense no dejó ningún hueco y ningún movimiento en falso, hoy Guadalajara alcanzó la finalísima de la Santander Libertadores, le vaya como le vaya, con 11 mexicanos más los de la banca, ese es el nivel del futbol mexicano y de los nacidos en México y ya póngale usted como quiera… ORGULLO MEXICANO POR ENCIMA DE LOS COLORES… Esta es mi propuesta: que apoyemos, disfrutemos y empujemos a las Chivas rayadas del Guadalajara en su finalísima de la Libertadores, es un tema histórico para el futbol mexicano. Aquellos que hablan de odios y eufemismos, de verdad, hagan un examen de conciencia. En nuestro país, afortunadamente o desafortunadamente (como usted quiera verlo), las animadversiones no  llegan a tanto, simple y sencillamente hay que recordar que Guadalajara-América o América-Guadalajara, en el Azteca, en el Jalisco y ahora que venga en el Omnilife, marcarán siempre la mitad del estadio para uno y la mitad para el otro, y conste que el América es del DF y las Chivas de Guadalajara… Así de fácil.

aldomuro@aol.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas