Los titubeos de Néstor...

No cabe duda que más que la fiestecita o fiestesota, tema del que nunca sabremos, ¿le digo algo?, tampoco me interesaría saberlo.

No cabe duda que más que la fiestecita o fiestesota, tema del que nunca sabremos, ¿le digo algo?, tampoco me interesaría saberlo, más que los hechos y las consecuencias a destiempo, lo más espantoso de lo ocurrido con el Tri allá en Monterrey es sin duda...

LOS MIEDOS DE NÉSTOR...

La falta de firmeza y de seguridad en la autoridad que debe y dice tener, sus titubeos en el momento en que se da a conocer el “desaguisado regiomontano” saliendo a decir muy a destiempo que “va averiguar qué es lo que ocurrió” como si no lo hubiera sabido desde el principio, porque aquí hay dos caminos...

SI NO SABÍA, ES MUY GRAVE...

Porque entonces ¿en dónde está parado el Presidente o Director o llámele como usted quiera a la cabeza de la Comisión de Selecciones Nacionales?, y más aún cuando el técnico improvisado Efraín Flores había sido más que rebasado por el grupo que no le creía ni la redondez del balón, Efraín, se ve a leguas, no tiene ascendencia alguna sobre este grupo de jugadores, de hecho el haberle llamado interino, por mientras, apaga fuegos o lo que usted le quiera poner, le resto muchísima autoridad desde el principio a este proceso de dos partiditos que le entregaron al propio Efraín, y si encima le ponemos su pésima reacción a los caprichitos del niño Vela que hace su teatrito por no jugar de arranque, la autoridad del buen Efraín era nula, así que Néstor debió estar muy pegado al grupo, así que si no sabía, es muy grave...

PERO SI YA SABÍA TODAVÍA ES MÁS GRAVE...

Por no saber poner orden en el momento exacto, ya no sé cuándo se les fue de las manos de fiestecita a fiestesota, esto es lo de menos, al estar enterado de lo que podría ocurrir, ahora que suponer sin conceder, Néstor se fue a dormir, entonces al día siguiente cuando la indiscreción nos hace partícipes a todos y comienza esta bola de nieve a rodar, era el momento para atajarla y detenerla, reunir a los jugadores en privado, leerles la cartilla, tomar medidas y enfrentar a los medios aun cuando las sanciones se dieran más tarde...

Y PONERLE REMEDIO AL ASUNTO...

De muchas maneras, la más importante salir a los medios y decir: “Ya está platicado con los jugadores, habrá consecuencias y les digo después”, pero eso de salirnos con el cuento y con la estupidez de no sé qué es lo que pasó, vamos a averiguar y tardarse días y semanas en hacer un estudio, implica solamente titubeo, miedo, falta de seguridad o tenerle que preguntar a mucha gente para aplicar este castigo.

FUE EL PEOR DE LOS REMEDIOS...

Porque a toro pasado todos podemos opinar y ya la bola de nieve tan grande nadie la detiene, me da la impresión de lo que hizo Néstor de la Torre fue reaccionar ante el escándalo, intentar quedar bien con los medios y la opinión pública pero a un alto costo, pasó por encima unas leyes no escritas que implican no humillar al jugador y hoy las consecuencias son un grupo roto, burla a los jugadores en sus equipos, sobre todo a los que están fuera de México, y la sensación de lo que es a todas luces evidente y real una improvisación patética en el Tri de mi corazón... Así de fácil.

aldomuro@aol.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas