Aguanta 'Chiquimarco'…

Sigo insistiendo que en ninguna tienda de deportes venden uniformes de árbitro, por algo será, son esa rara especie acostumbrados a recibir presiones por todos lados, muchas más mentadas que...

Sigo insistiendo que en ninguna tienda de deportes venden uniformes de árbitro, por algo será, son esa rara especie acostumbrados a recibir presiones por todos lados, muchas más mentadas que felicitaciones, aunque bien visto estas últimas las reciben solamente el día de su cumpleaños y por parte de su familia, no existe niño en el planeta que le pida a los Santos Reyes o a Santa Claus un uniforme de árbitro y sin embargo los hay, por otro lado también es esta rara especie… QUE SE INFLA DE SOBERBIA… Y que a lo largo de un partido en muchísimas ocasiones no puede ser tocado ni con el pétalo de una rosa y que enfrenta a los jugadores en condiciones desiguales tomando en cuenta que son los que imparten la justicia. “CHIQUIMARCO” EL PROTAGONISTA… Sin duda el mejor árbitro del futbol mexicano tiene estas ínfulas protagónicas que actúan mayoritariamente a su favor y algunas veces en contra, es de los que se siente el centro de atención y sabe jugar con ello y al final del camino casi siempre sale avante, pero hay ocasiones… EN QUE METE LA PATA… Aunque en muchas de estas decisiones se muere con la suya, hace unas semanas en el partido San Luis-Tecos, expulsa al “Conejo” Pérez y cuando sus jueces de línea le ayudan a rectificar, él decide cambiar la decisión aceptando públicamente su error y resolviéndolo… ACTITUD GALLARDA Y DIGNA…    De la que muy pocos pueden presumir, insisto, el árbitro en los últimos años se ha convertido en un ser protagónico y casi intocable, sin embargo Marco Antonio Rodríguez tuvo el valor y los pantalones para aceptar públicamente que se había equivocado, enmendar su error y después aceptar el castigo al que se hizo acreedor y aquí si la Comisión de Arbitraje se pasó, le dio tres partidos de castigo, creo que Aarón Padilla y su grupo tendrían, después de este castigo, felicitarle por esta actitud digna y excepcional, entendiéndose esta última palabra como rara y muy ocasional. Así las cosas pues, ojalá hubiera más, que ante errores tan obvios decidan irse por el lado de la justicia, mis respetos para “Chiquimarco”… Así de fácil.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas